COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 7 de octubre de 2016

"Ultimátum de Putin": ¿Qué hay detrás de la suspensión del acuerdo sobre el plutonio con EE.UU.?


Rusia ha ofrecido a EE.UU. un ultimátum: cumplir sus amenazas y comenzar una guerra nuclear o "aceptar el hecho de que el mundo ya no es unipolar y empezar a integrarse en el nuevo formato".

Rusia suspendió este miércoles la cooperación con Washington en materia de investigaciones nucleares y energéticas debido a la "aparición de una amenaza a la estabilidad estratégica como resultado de las acciones hostiles de EE.UU. hacia Rusia, como también por la incapacidad de EE.UU. de cumplir con los compromisos asumidos sobre la destrucción del plutonio de uso militar excesivo".

¿Está relacionada esta suspensión con la decisión de EE.UU. de romper los lazos con Rusia en Siria? Si Rusia sabía que EE.UU. no cumple con su parte del trato, ¿por qué solo reacciona ahora? En un nuevo artículo para RIA Novosti, el analista Rostislav Íshchenko explica estas y otras preguntas surgidas al conocerse la noticia.  



Ultimátum

El analista considera que, para "comprender la magnitud de lo ocurrido" es necesario tener en cuenta que el presidente ruso, Vladímir Putin, no solo ha suspendido la cooperación con Washington, sino también ha anunciado la posibilidad de reanudarla con ciertas condiciones: cancelación de todas las sanciones estadounidenses contra Rusia;
pago de una indemnización por los daños sufridos por Rusia a causa de las sanciones y las contrasanciones;
eliminación de la 'ley Magnitsky';
reducción de la presencia militar estadounidense en Europa del Este; abandono de la política de confrontación con Moscú.

Para el autor del artículo, solo hay una palabra adecuada para definir la esencia de los requisitos de Putin: "Ultimátum".

Según subraya el experto, la última vez que a Washington se le dio un ultimátum fue en 1861 en relación con el incidente del barco de guerra británico HMS Trent, e incluso entonces, en condiciones muy difíciles para EE.UU., Washington solo aceptó una parte de los requisitos impuestos por el Reino Unido.

Entretanto, lo que exige Putin ahora no es solo una disculpa y la liberación de un par de detenidos: lo que exige es "cambiar toda la política estadounidense, e incluso compensar a Rusia las pérdidas sufridas por las acciones aprobadas oficialmente por EE.UU.", destaca Íshchenko, quien opina que "se trata una exigencia de rendición total e incondicional en una guerra híbrida, que Washington no cree haber perdido".  

"En los últimos cien años nadie ha podido imaginar que era posible hablar así con Washington", añade el analista.

yahoo