COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 5 de octubre de 2016

Una de las niñas violadas por su padre ha intentado suicidarse en dos ocasiones


Cuando la madre de las tres menores abusadas sexualmente por su padre dio a luz a su último hijo, hace tres años, sus plaquetas bajaron, por lo que tuvo que durar varias semanas interna. Su ausencia en el hogar fue el momento aprovechado por su pareja y padre de sus siete hijos para comenzar a violar a sus hijas cuando tenían 13, 11 y 9 años.


Las violaciones a las tres menores se produjeron una detrás de la otra. Pero el verdugo y padre de los otros cuatro varones de 15, 11, 9 y 3 años, empezó por la menor, quien en ese tiempo tenía solo nueve años.

“La más pequeña contó en mi casa que cuando su mamá estaba interna por el parto de su último hijo fue cuando su papá la violó. Ella dijo que él la agarró y la acostó en un banquito en la casa, y que le puso un trapo abajo y después que la violó lo botó en la calle”, contó Luz Santos, quien tiene 27 años viviendo al lado de la residencia donde la pareja se mudó cuando comenzaron a vivir juntos, hace 18 años.



La segunda en ser violada fue la que tenía 11 años, quien le dijo a su vecina que cuando su padre la iba a violar por primera vez, en su residencia ubicada en El Túnel de Capotillo, ella empezó a gritar, y él le dijo: “quédate tranquila, que tu mamá ya lo sabe”.

Prostituían a la pequeña
Luz Santos narró a LISTÍN DIARIO que la madre de los siete menores, quien tiene 31 años, y quedó huérfana cuando era una niña, supuestamente prostituía a la hembra más pequeña.

“Ella ya sabía que su hija de tan solo 12 años no es señorita, y buscaba dinero a través de ella. La niña llegaba en la noche y ella le decía: dame algo de todo lo que tú conseguiste. Y eso lo decía delante de los vecinos”, reveló Santos.

Dijo que la menor de 12 años llegaba al barrio con celulares caros y dinero.

“Ella tenía como tres celulares caros, y hubo una vez que ella los tenía cargando y el mismo papá se los robó para venderlos, porque él vende en la pulga”, dice.

Expresó que la prostituida era solo la más pequeña.

“La más vieja es cristiana, aunque por la situación en la que vive ha intentado suicidarse en dos ocasiones. De la del medio no sabemos mucho si pasa eso”, dijo.

Aseguró que la madre, quien vive con el padre de sus siete hijos, desde que tiene 12 años, sabía que su pareja violaba a sus hijas, porque se levantaba a las seis de la mañana a cargar agua con los varones, y dejaba a las niñas con su padre encerradas y duraban hasta más de las nueve de la mañana sin regresar a la casa.

“Solo se quedaba con las dos más pequeñas, porque la más grande se iba temprano para la escuela”, añadió.

“A la más chiquita la botaron de la escuela por su mal comportamiento. La del medio faltaba mucho”, dijo.

Santos expresó, además, que sus vecinos criaron a sus siete hijos en la violencia, siempre hablándoles mal y golpeándolos por cualquier cosa que hicieran.

FAMILIARES REACCIONAN SORPRENDIDOS
SIENTEN VERGÜENZA:

Marina Guillermo, abuela de la madre de las niñas, dijo que casi no conocía al esposo de su nieta, “y nunca llegué a sospechar nada. Esta noticia ha sido una bomba, una verdadera sorpresa lo que ha pasado por aquí. Eso ha sido una vergüenza”.

“Ese hombre siempre se ha comportado como un animal, no habla con nadie. Solo se concentraba en violar a mis bisnietas sin que nadie sospechara nada”, dijo.



Sus biznietas casi no la visitaban, solo la de 16 años que está en un politécnico cerca de su residencia, cuando pasaba la saludaba.

De su lado, Wilson Guillermo, tío de la madre de las niñas, dijo que el padre de las menores golpeaba en muchas ocasiones a su sobrina, y que cuando eso ocurría los niños siempre iban a socorrerse a casa de su madre, doña Marina.

“Ese tipo es un monstruo. No le pueden dar 30 años, hay que hacer una pena especial para él. Ella a cada rato venía sola a dormir aquí. Otras veces se iba porque su esposo comenzaba a decir que ella estaba con otro hombre”, dice.

Wilson aprovechó la ocasión para hacer un llamado al Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) para que le den la asistencia a esos siete menores, porque en la situación que quedarán no es la mejor, “por eso pedimos su ayuda, por favor”.

@listin.com