COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 28 de octubre de 2016

Venezolanos: nuevos protagonistas del comercio informal en las calles de Santo Domingo


La presencia de ciudadanos venezolanos en las calles de Santo Domingo es cada vez mayor y aquí se dedican al comercio informal para ganarse la vida, luego de emigrar de su país producto del escenario que afronta la nación sudamericana.

Periodistas de El Nuevo Diario recorrieron varias calles comerciales de Santo Domingo para conversar con algunos de los inmigrantes y conocer sus historias.


La primera en compartir su experiencia fue Katerine Mendoza, oriunda de Barquisimeto (occidente de Venezuela), quien mostró a periodistas de El Nuevo Diario, cómo se gana la vida en República Dominicana, a donde vino a vivir como forma de escapar a la situación “difícil” que afronta su país.

“La situación está difícil”

“Nos venimos para acá, para República Dominicana a vender acá porque en Venezuela la situación está difícil”, dijo Mendoza mientras exhibía una caja con pan de maíz y un cubo lleno de jugo de limón, próximo a la avenida Duarte, esquina París.

Tras la muerte del presidente Hugo Chávez (5 de marzo de 2013) y la posterior toma de posesión de Nicolás Maduro, la oposición de ese país se mantenido cuestionando la legitimidad de su mandato hasta el punto de exigir un referendo en el que el pueblo decida si este debe o no continuar el poder.



La situación del país sudamericano ha transcendido a tal nivel que este jueves los gobiernos de 12 países latinoamericanos expresaron su preocupación por la "aguda polarización" que atraviesa Venezuela y exhortaron al Gobierno y a la oposición a establecer un "diálogo constructivo" en favor de las garantías constituciones de ese país.

“Pero bueno estamos luchando por un buen futuro… vengo con mi hijo y estamos trabajando los dos para poder enviar dinero a Venezuela”, agregó Mendoza, mientras brindaba una sonrisa ante las cámaras de este periódico.

Con dos títulos universitarios se dedica a vender jugos

Jorge Luis Higueray también quiso hablar de la situación de su país y de cómo se ha visto forzado a colgar sus dos títulos universitarios para trabajar como vendedor ambulante en las calles dominicanas.

“Tengo aproximadamente cuatro meses aquí en República Dominicana… llegué debido a la situación que hay en mi país, muy grave y que ya todos conocemos… yo tengo dos títulos universitarios, pero para nosotros es muy difícil conseguir trabajo aquí porque ya que tenemos que tener el seguro y la residencia, se nos hace muy complicado apostillar y todas las cosas”, narró.

Higueray aprovechó para agradecer a los dominicanos por la acogida que han recibido los venezolanos en el país caribeño.

“El trato del dominicano hacia nosotros es muy bien… nos sentimos muy contentos, un país hermano y bueno…aquí en la Duarte (se refiere a la avenida) hacemos vida muchísimos venezolanos”, agregó el vendedor de coctel, limonadas y otras variedades de jugos.

Cree Venezuela necesita ayuda internacional

Otro de los venezolanos que decidieron conversar sobre la condición actual de su país, fue José Rodríguez, quien pidió la ayuda de los dominicanos y de otras naciones para un país como Venezuela que, según entiende, se encuentra sumergido en una crisis.

Rodríguez reconoce que su trabajo forma parte de la economía sumergida en territorio dominicano y por ello insiste en apelar a la generosidad para regularizar su estatus.

“Queremos una ayuda de los dominicanos para trabajar aquí legalmente y no estar trabajando en la calle”, expresó el joven de alrededor de 35 años, mientras cubría su rostro con las manos.

Y mientras en las calles dominicanas sigue en aumento la presencia de venezolanos, en el país sudamericano se mantienen a la expectativa del diálogo oposición-Gobierno, anunciado por el Vaticano para este domingo 30 de octubre.

@elnuevodiario