PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 12 de mayo de 2017

Detectan plan colocar bomba en Procuraduría


La existencia de un plan subversivo que incluía hacer estallar un artefacto explosivo en el edificio que ocupan la Procuraduría General de la República y la Suprema Corte de Justicia fue develado hoy por una fuente al más alto nivel del Ministerio Público.

El plan sería ejecutado por activistas del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), de acuerdo a las investigaciones realizadas por organismos de seguridad del Estado.

Los involucrados, según la fuente, son parte del grupo que el pasado martes ocupó el área de recepción de la Procuraduría General de la República, para demandar castigos a los corruptos y el cese de la impunidad en el país.



El plan, de acuerdo a la fuente, consistiría en penetrar de nuevo al edificio de la Procuraduría con un artefacto explosivo que luego harían explotar, hecho que luego replicarían en otras instituciones gubernamentales.

De la trama, los organismos de seguridad del Estado responsabilizan a Gabriel Sánchez Rosario y a Heidy Adón Vargas, dos de los jóvenes que el día 9 ocuparon el área de recepción del edificio donde operan la Procuraduría General y la Suprema Corte de Justicia.

La fuente reveló que a los jóvenes los organismos de seguridad del Estado les grabaron varias llamadas telefónicas en donde alegadamente recibían instrucciones de un tercero, cuyo nombre no fue revelado por la fuente.

Como cabeza del plan estarían Sánchez Rosario y una tercera persona que era la que impartía las instrucciones a través de llamadas telefónicas.

La joven Adón Vargas fue relacionada por los organismos investigativos como militante del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (Felabel), que opera en la UASD.

“La tercera persona, que por razones de estrategia, por ahora, no queremos revelar su nombre fue la que el 9 de este mes dirigió por teléfono la ocupación de la recepción de la Procuraduría y es la que ahora está dirigiendo la segunda ocupación”, dijo la fuente.

Dijo que, en fin de lo que se trata es de una segunda ocupación mayor a la que se realizó el 9 de este mes, cuando un grupo de estudiantes penetró al área de recepción y la ocupó por espacio de seis horas.

La seguridad

La seguridad del edificio fue redoblada esta mañana a cargo de policías y otros agentes de seguridad del Estado, con el propósito de evitar la entrada de personas que no tengan nada que buscar en la Procuraduría General de la República y en la Suprema Corte de Justicia.

@elnacional