PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

domingo, 14 de mayo de 2017

Marcha Verde recorre barrio Capotillo y advierte que Punta Catalina es cuerpo del delito



SANTO DOMINGO.- La Marcha Verde recorrió algunas calles del barrio Capotillo, en el Distrito Nacional, exigiendo castigo para los que incurren en actos de corrupción, a fin de que cese la impunidad,.

En la manifestación advirtió que las plantas a carbón de Punta Catalina forman parte del cuerpo del delito de las operaciones ilegales de Odebrecht.

El movimiento aseguró que la adjudicación a la empresa brasileña del contrato de Punta Catalina por parte del gobierno debe investigarse penalmente, tomando en cuenta el patrón internacional de corrupción de la constructora y la denuncia de sobrevaluación de otras empresas que participaron en la licitación.


En una comunicación de prensa, en la cual no identifican a los voceros, la Marcha Vede señala que la acusación de soborno congresual para la reelección, presentada por la entonces diputada Minou Tavárez Mirabal, y las recientes advertencias sobre irregularidades penales del vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Servio Tulio Castaños Guzmán, miembro de la comisión testimonial conformada por Medina para investigar la licitación, también refuerzan la tesis de que las plantas a carbón son producto de la corrupción.

“Esta semana el país espera los nombres de todos los sobornados por Odebrecht, desde el 2001 hasta el 2014. Pero también estamos a la espera de que se investiguen todas las sobrevaluaciones y el posible financiamiento ilegal de campañas electorales dominicanas por parte de la empresa mafiosa”, destacó la agrupación antes de que decenas de sus integrantes recorrieran las calles y callejones del sector Capotillo, en el Distrito Nacional, para promover la lucha por el fin de la impunidad.

Durante la actividad, los dirigentes populares y de la Marcha Verde propusieron que, después de procesar a los responsables, la justicia dominicana recupere los US$92 millones pagados en sobornos y “los más de US$1,000 millones robados a través de sobrevaluaciones por Odebrecht para que sean invertidos en la mejora de los servicios básicos en los barrios y campos más pobres del país”.

Los comunitarios de Capotillo aseguran que con sólo una mínima parte de estos recursos el gobierno podría construir las dos estancias infantiles, la escuela, el polideportivo, la calle de El Túnel y otras obras de importancia reclamadas hace años por la población del sector citado sector capitalino.

Recorrerán otros barrios

Anunciaron que las jornadas populares por el fin de la impunidad se extenderán por los principales barrios y zonas rurales de República Dominicana.

En la próxima semana el colectivo dará a conocer los sectores que continuarán el proceso en el Distrito Nacional y el resto de las provincias.

@diariolibre