ANDY SPORT PRESENTA

ANDY SPORT PRESENTA
SABADO 29 JULIO

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 6 de julio de 2017

Reducción del Medicaid afectará a 500,000 dominicanos


Santo Domingo.- El presidente Donald Trump ha elaborado un presupuesto para el 2018 que reducirá la protección de más de 75 millones de adultos y niños que se benefician del Medicaid, incluyendo a ocho millones de inmigrantes y a más de 500,000 dominicanos. El Medicaid es el seguro de salud subsidiado para los pobres.

Los informes reportan que los envejecientes de bajos ingresos serán los más perjudicados. La propuesta pretende recortes del gasto social por alrededor de mil millones de dólares en 10 años, lo que reducirá la atención médica a la quinta parte de la población de Estados Unidos.

La propuesta le asigna subvenciones fijas y menores a los 50 Estados para el gasto a nivel estatal y federal del Medicaid, un cambio sustancial en correspondencia con la tradicional mezquindad social republicana, mientras por el otro lado, se reducen los impuestos a las familias y empresas de mayores recursos.


Los expertos consideran que este modelo será perjudicial ya que en los casos de aumentos del costo de los servicios, la cantidad de beneficiarios será la variable de ajuste, contrario a la política del expresidente Obama, en donde el Estado asumía el  riesgo de la inflación y de cualquiera otra perturbación financiera.

Otro riesgo es la vulnerabilidad de la población en el caso de una eventual crisis económica, contrario a la lógica social de aumentar la protección social durante los períodos de recesión económica y desempleo. Aunque se prevé un aumento anual, el mismo no cubriría el ritmo previsto de la inflación.

Durante la administración Obama los requisitos se flexibilizaron y 31 Estados y el Distrito de Columbia, extendieron su cobertura a más de 12 millones. Senadores demócratas estiman que los recortes afectarán a 6 millones de latinos, incluyendo a más de 500,000 dominicanos.  

Otro intento de desmontar los programas sociales de Obama

Se trata de un nuevo round en la eterna lucha de los republicanos de contraer la intervención gubernamental en la economía y en los programas sociales, y de los demócratas, por asignarle al gobierno Federal y a los Estados mayores recursos y poder para ampliar la protección social.

El esquema propuesto establece serías rigideces financieras y sociales las cuales, según la tradición republicana, debe resolverse a costa de la población estadounidense, lo que sin dudas agudizaría la distribución del ingreso en la nación más rica y al mismo tiempo más desigual del mundo desarrollado.

Esta propuesta restrictiva y excluyente forma parte de las iniciativas de la administración Trump de minar los cimientos de la política social, ejecutada por el ex presidente Barack Obama, orientada a proteger y promover a los grupos sociales de menores ingresos.

Los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) indican que estos recortes, y la reforma sanitaria, no reducirán el elevado gasto estadounidense en salud, que ya supera el 17.0% del producto interno bruto (PIB) pero, en cambio, acentuará la desprotección social de la cuarta parte de la población.

El Medicaid cubre el costo de la atención médica de casi dos tercios de las personas de tercera edad que viven en hogares de ancianos. Esta medida tendrá un efecto negativo de la red hospitalaria, la cual tendrá que realizar muchos ajustes presupuestarios y en sus nóminas. 

Los expertos consideran que el presidente Trump puede lograr la aprobación de estos recortes, y señalan que este triunfo de los republicanos podría acelerar los planes conservadores con respecto a otros programas sociales, reduciendo la calidad de vida y las oportunidades de los más pobres.

@listin