PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 3 de julio de 2017

Seattle y Yanquis firmaron 2 Academia Micalo Bermúdez

Juan Saint Hilaire
 Santiago


 Formar parte de un programa de béisbol es un primer paso que da un jugador que abriga la meta de formarse para luego cumplir el sueño de llegar a ser parte de un equipo de las Grandes Ligas. 

 Con el arranque ayer de la zafra “julio-2” para firma de prospectos internacionales del béisbol, varios jóvenes dominicanos vieron como se les abrió las puertas para seguir trillando el camino que conduce al “Big Show”. 

 Y el proceso de fichaje dejó sus huellas en la Academia Mícalo Bermúdez (MB) del distrito Guazumal, en Tamboril, tras producirse ayer las firmas de los prospectos Julio Rodríguez y Anthony García. 

 El movimiento de mayor cantidad la consiguió el jardinero y bateador derecho Rodríguez, quien fue reclutado por los Marineros de Seattle al recibir un bono de 1,750,000 (una millón, setecientos cincuenta mil dólares). 

El pacto incluye una beca por valor de otros 100 mil. Rodríguez, de seis pies y tres pulgadas de estatura con 205 libras de peso, ha recibido el bono más alto para un patrullero dominicano en este 2017. 

 Marcelo Bermúdez, director de la academia, resaltó las cualidades del joven de 16 años nativo de Loma de Cabrera, Dajabón, entre las cuales destacó su bateo de poder y buena defensa. 

 Por su parte, el también jardinero García, de 16 años y nativo de Santo Domingo, estampó su firma con los Yankees de New York, por un bono de 500 mil dólares y también otros cien mil para beca de estudios. 

 Con los fichajes de ambos jardineros ya suman 16 los peloteros formados bajo el programa de la Academia MB que han logrado pasar al profesionalismo.