PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 4 de agosto de 2017

El poeta callejero que escribe versos a pedido de los transeúntes en Nueva York


Una transitada calle de Nueva York fue el escenario en el que se ofreció poesía instantánea el martes, cuando el poeta Allan Andre montó su maquina de escribir frente a una tienda vacía.

Andre escribe poemas a pedido de los transeúntes a cambio de una oferta. Hace poesía para los neoyorquinos desde al menos una década, y la calle 34 -cerca de la tienda de Macy's y la estación Penn- se convirtió en su lugar favorito.

"Mucho es sobre historias que escucho, y todo lo que la gente me traiga", dijo Andre a Reuters.


Si el cliente quiere un estilo especifico, como un soneto o un haiku, Andre cumple con el deseo. Pero la mayor parte del tiempo prefiere "dejar que el poema decida cómo quiere lucir".

Dijo que toma los pedidos en la calle durante dos o tres horas al día, en las que escribe entre 15 y 20 poemas, mientras el sonido del teclado de su vieja maquina de escribir se mezcla a los ruidos de la calle bulliciosa.

El martes recibió un pedido de Thalia Jaca, quien quiso una poesía que transmitiera algo positivo. En 10 minutos, Andre escribió un texto titulado "Dando una vuelta a las Montañas Amarillas". Jaca dijo que le encantó.

Otro pedido fue el de Aziz Rhamam, un paquistaní empleado de un hotel que quiso un poema para su hijo.

"Quiero solo descubrir qué va a escribir sobre él. Cualquier cosa que escriba está bien, no estaría mal que escriba cosas buenas", dijo.

Andre escribe su poesía en papel carbón para conservar una copia para él. En todos estos años acumuló miles de poemas pedidos por los neoyorquinos.

@infobae