SABADO SANTO EN ANDY RANCH

SABADO SANTO EN ANDY RANCH

sábado, 9 de febrero de 2019

Hijo acusado en NYC de matar a su madre por la fortuna: “Ella me lo dio todo”


Desde la cárcel de Rikers Island donde se encuentra recluido, Jared Eng rechazó haber matado a su madre Paula Chin, y menos por dinero, como alegan las autoridades de Nueva York.

Eng, de 22 años, dijo en una entrevista este viernes con el New York Post que, aunque su madre tenía unos $11 millones de dólares en el banco, él no cometió el crimen.

“Había mucho dinero ahí, como $10 millones . . . tal vez $11 millones” , dijo Eng al rotativo.

Pero, “nunca fue por dinero”, insistió el joven en respuesta a las alegaciones que lo vinculan con el asesinato para quedarse con la fortuna de su madre.



El hermano de Eng, Brandon, reportó a la mujer como desaparecida el lunes de la semana pasada, pero hay lagunas en las versiones sobre este particular, ya que Eng ubica la querella como presentada el viernes.

Los restos de Chin, a quien incluso le cortaron la garganta, fueron hallados en una bolsa de basura cerca de su casa en Bailey Hollow Road, de Morris Township, Nueva Jersey.

Las autoridades indicaron que la mujer habría sido apuñalada en su apartamento de la calle Vestry en el Bajo Manhattan.

A finales de enero, previo al brutal asesinato, madre e hijo tuvieron una pelea, supuestamente, por la condición de salud de Chin, quien tenía 65 años.

El entrevistado sostuvo que su madre siempre fue generosa con el dinero, a pesar de que mantenía muchos millones en varias cuentas Fidelity a las que él no tenía acceso.

“Ella me lo dio todo. Si yo necesitaba algo, ella me lo daba . . . dinero, ella me lo daba” argumentó. “Ella no tenía que trabajar si no quería”, agregó.

Las novias de Eng – que se ha declarado “poliamoroso” – identificadas como Caitlyn O’Rourke y Jennifer Lopez también están acusadas en el crimen por, supuestamente, ayudarlo a desechar el cuerpo y limpiar la escena.

HERENCIA

El muchacho y su hermano recibirían los beneficios de la herencia de su padre Philip que murió en el 2008. Sin embargo, ese dinero no estará disponible hasta que cumplan los 35 anos, según lo dispuso el hombre.

En el documento de la Corte Surrogada del Condado Morris al que el Post tuvo acceso se especifica que sería Chin quien obtendría lo dejado por su esposo, que falleció de cáncer en el pulmón. Pero, de acuerdo con el testamento, en caso de la muerte de la mujer, los hijos debían dividirse la herencia.

Las autoridades creen que la discusión entre madre e hijo fue precisamente por la última voluntad del padre. Sin embargo, el acusado plantea que la pelea fue porque la anciana no quería ir al médico para tratarse una supuesta artritis y la posibilidad de Alzheimer.

@eldiariony