CLICK PARA VER EN VIVO

CLICK PARA VER EN VIVO
CLICK PARA VER EN VIVO

LO NUEVO

LO NUEVO

SEMANA SANTA 2014

SEMANA SANTA 2014

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Una infidelidad al margen de la ley

La traición no deja de ser una mentira, así que también tiene las patas muy cortas. Si no lo creéis, podéis preguntarle al chino que protagoniza nuestra historia, al que su mujer ya está preparando la demanda de divorcio. El motivo directo es el adulterio (igual tiene alguna razón más, no sé). 

 Den Jialin es un trabajador de una multinacional que opera en China y, parecía un “hombre de su casa”, de los que se levantan por la mañana para ir al trabajo y al terminar su jornada laboral retorna al hogar para convivir en armonía con su esposa. ¡Pero no lo es! Es un tipo con más peligro que David Navarro en un partido de fútbol… americano. 

 El ciudadano Jialin fue cazado con las manos en la masa (vale, es un tópico evidente, pero no he podido resistirme). Circulaba con su todoterreno a 95 km/h por una vía limitada a 80. De inmediato, un radar le pilló y le hicieron una foto en plena infracción de tráfico. Una imagen la mar de comprometedora, como podéis ver. Resulta que Jialin, además de no respetar los límites de velocidad, tampoco respetaba a su esposa. El tipo fue cazado mientras le agarraba un pecho a su acompañante, una joven de la que no ha trascendido su identidad. 

 La multa llegó como un dardo envenenado al hogar de la familia Jialin. La esposa, seguro que cabreada pensando en que tendrían que aflojar pasta por culpa de su marido, se topó de bruces con una situación aún más desagradable: descubrir que tu esposo dedica parte de su tiempo a meter mano a otra mientras conduce. La futura ex señora Jialin le pidió una explicación inmediata a su marido que, probablemente entre balbuceos, sólo acertó a decir que la imagen era un fotomontaje. ¡Infiel y poco original!