COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

sábado, 29 de octubre de 2016

Dormir es fundamental para todo tipo de aprendizaje

Escrito por Neo Mundo

 El maravilloso descanso nocturno sirve para recomponerse y recuperar la energía, pero también resulta esencial para el aprendizaje y la incorporación de nuevos conocimiento, concluyó una nueva investigación. 

Los autores de la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos) explicaron que este importante proceso se da durante la fase del descanso cuando no se sueña, un período que ocupa la mayor parte de la noche. “Estos hallazgos subrayan la importancia del sueño en los estudiantes ya que las necesidades de aprendizaje son mayores en ellos. Sin embargo, acostarse tarde y levantarse temprano impiden que el descanso sea suficiente”, dijo Bryce Mander, uno de los especialistas.

 DESCANSAR PARA APRENDER

 Los autores trabajaron con adultos jóvenes que debieron realizar una difícil tarea de memoria destinada a cargar recuerdos en el hipocampo, una importante estructura cerebral relacionada con el aprendizaje. A continuación, la mitad de los voluntarios durmió una siesta de 90 minutos mientras que el resto permaneció despierto. 

 Por la noche todos debieron realizar una nueva tarea de aprendizaje pero los resultados fueron ahora diferentes. Aquellos que estuvieron despiertos tuvieron dificultades para recordar la nueva información mientras que, por el contrario, los participantes que disfrutaron de la siesta obtuvieron mejores resultados que sus colegas cansados.

 Durante el sueño, un electroencefalograma registró las ondas cerebrales. De esta forma los autores notaron que cuantos más husos de sueño mostraban los voluntarios mejor estaban para aprender. Estos husos de sueño son ondas cerebrales específicas del descanso que se presentan hasta 1000 veces por noche.

 Mander cree que ráfagas de husos del sueño conectan distintas regiones del cerebro para preparar el camino para el ingreso de nuevos conocimientos. Es decir, estos impulsos llevarían las memorias del hipocampo a la corteza prefrontal, liberando al hipocampo para que reciba nueva información.

 “Mucha de la actividad de estos husos del sueño ocurre durante la segunda mitad de la noche, por lo cual si una persona duerme seis horas o menos podría contar menos husos y por lo tanto limitar su capacidad de aprender”, concluyó el especialista.