COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 13 de julio de 2016

A Duncan el baloncesto ya le aburría


SAN ANTONIO, Texas. Cuando Tim Duncan decidió reflexionar sobre su sobresaliente carrera de 19 temporadas en la NBA, la subestimada estrella lo hizo a su manera: sentado en una mesa con un amigo. 

 Dos días después de que los Spurs anunciaron el retiro de Duncan en un comunicado de prensa, el exjugador le dijo a su viejo amigo Rashidi Clenance, que simplemente “ya no lo disfrutaba tanto. Ya no era tan divertido. 

Cuando ya no es tan divertido, me voy”. Cuando se hizo pública la decisión, Duncan fue elogiado como tal vez el mejor ala-pívot que haya visto la liga, un cinco veces campeón y un compañero sin igual, cuya generosidad y determinación sirvieron como la columna vertebral para la historia de éxito más duradera en los deportes estadounidenses durante las últimas dos décadas.

 Duncan intentó eludir la mayoría de los elogios, viendo el tributo de su excompañero Bruce Bowen en ESPN y la emotiva conferencia de prensa del coach Gregg Popovich el martes. 

“Casi me quiebro con esa”, dijo Duncan durante la entrevista transmitida por internet vía ViVid Streaming. “No esperaba la respuesta que recibí”, dijo Duncan.

“No, no lo esperaba. Pero así es como soy. Sabía que no quería estar ahí sentado y ver lo que se decía. Se agradece, pero no quería verlo”. 

Duncan lució relajado al momento de hacer la entrevista, sentado en una mesa con una camiseta verde con la imagen suya y del argentino Manu Ginóbili. Dijo que no tiene planes inmediatos para la próxima etapa de su vida, y es así como lo quiere.

 AP