COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 6 de julio de 2016

Cómo están hoy los hipopótamos de Pablo Escobar?


A más de 20 años de que el narcotraficante colombiano Pablo Escobar muriera en un tiroteo con la policía, su manada de hipopótamos, una de las excentricidades que mantenía en su hacienda en Antioquia, lo sobrevive y crece rápidamente hasta convertirse en una posible amenaza.



La policía mató o encarceló a la mayoría de los miembros de la banda de Escobar, pero no hizo nada con los hipopótamos que el narcotraficante mantenía en su zoológico privado.


Abandonados en su Hacienda Nápoles, una propiedad rural de Escobar en Antioquia, los animales se reprodujeron hasta convertirse en la manada de hipopótamos salvajes más grande fuera de África, tanto una curiosidad como un peligro.


"Estaba yendo a una práctica de fútbol esta mañana y había uno en un prado frente a la escuela", dijo Lina María Álvarez, de 12 años, vecina del pueblo Doradal.

Escobar compró cuatro hipopótamos a un zoológico en California en la década de 1980 y los hizo traer en avión hasta su hacienda. Se estima que ahora hay 35 en la zona, según David Echeverri López, biólogo de la Coporación Autónoma Regional Cornare.


Famoso por su agresividad y su riqueza, el narco lideró durante años el Cartel de Medellín, que en su tiempo dominaba el tráfico de cocaína, hasta que su muerte en 1993 en un enfrentamiento con la policía puso fin a las actividades del grupo.



"Por ahora, afortunadamente, no tuvimos problemas", dijo León Henao. "No atacaron a nadie", agregó.

En su hábitat natural, en África, los hipopótamos son uno de los animales más peligrosos para el hombre, especialmente cuando atacan canoas y barcos en los ríos.