COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 11 de julio de 2016

Estadounidenses salen a cenar y conducen más debido a sus ahorros en gasolina


El año pasado los consumidores estadounidenses aprovecharon los precios bajos de la gasolina para conducir más y gastar más en restaurantes y en tiendas minoristas, y usaron la mayoría del dinero que habían ahorrado debido al descenso de los precios del petróleo. 

 Un estudio del JPMorgan Chase Institute que analizó una muestra anónima de datos de 1 millón de clientes de Chase en 23 estados en el país mostró que los hogares gastaron 58 por ciento de sus ahorros potenciales derivados de los precios bajos del petróleo en 2015. Los beneficiarios principales de este gasto fueron los restaurantes y las tiendas minoristas, conforme estos hogares incrementaron en US$200 el gasto en bienes y servicios no relacionados con la gasolina.

 Los reducidos precios de la gasolina también provocaron cambios en los hábitos de viaje de las familias, conforme gastaron US$150 de sus ahorros potenciales en las gasolineras y gastaron menos en transporte público. Aunque los precios de la gasolina resultaron ser 25 por ciento más bajos en 2015 comparado con 2014, el gasto en las estaciones de servicio sólo se redujo en 19 por ciento, según los resultados de la investigación.

 “El incremento en el gasto en las estaciones de servicio podría atribuirse al incremento en el número de galones que se compraron, a la compra de opciones más caras de gasolina, o a un incremento en las compras en las tiendas ubicadas en las estaciones de servicio”, aseveró el informe. “En 2015, esto contribuyó a una inversión de la tendencia a la baja del consumo de gasolina y de kilómetros recorridos por vehículo de los últimos cinco años”.

 El resultado de los ahorros estadounidenses en la bomba de gasolina ha sido el objeto de un intenso debate desde que comenzaron a bajar los precios del petróleo. Algunos economistas han argumentado que las familias estaban ahorrando más, pero el análisis de JPMorgan sugiere que un gran porcentaje de los hogares gastaron la mayoría de su ahorros potenciales de US$630 de 2015. Los precios promedio de la gasolina según JPMorgan fueron de US$2.60 en 2015, comparado con US$3.47 el año anterior.

 FINANCIAL TIMES