COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 25 de julio de 2016

Puerto Rico conmemora aniversario 64 del Estado Libre Asociado con EEUU



San Juan, 25 jul (EFE).- Puerto Rico conmemora hoy el aniversario 64 de la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA) que le otorga grado de autogobierno, celebración marcada por la reciente aprobación del Congreso de EE.UU. de una ley que impone una junta de control fiscal sobre el Ejecutivo local.

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, encabezó los actos conmemorativos de la Constitución del ELA con un modesto acto en la Fundación Luis Muñoz Marín de San Juan, celebración de un estatus que desde 1952 marca la relación política con Estados Unidos, a cuyo Congreso se supedita la Carta Magna de la isla.

Analistas políticos locales aprovecharon la celebración de hoy para resaltar que el bajo perfil de la conmemoración de este año por parte del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), la formación que defiende perpetuar este estatus político, está directamente relacionada con la aprobación de la ley conocida como “Promesa”, que trata de dar solución al problema de la deuda.



El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó el pasado 30 de junio “Promesa”, norma que establece el camino para la reestructuración de la deuda de más de 70.000 dólares de Puerto Rico, así como una junta de control fiscal para solucionar los problemas financieros de la isla.

La aprobación por el Congreso en Washington de “Promesa” es interpretada por la mayoría de la clase política de la isla como una imposición de una junta compuesta por personas que no han sido elegidas por el pueblo puertorriqueño y que, sin embargo, decidirán el futuro de la isla caribeña.

Algunos analistas han llegado más lejos y ven en esa imposición de la junta el final del ELA, para muchos un acuerdo entre Puerto Rico y Estados Unidos que queda demostrado ahora, con la llegada de la junta, que supuso una evidente supeditación a Washington.

Bajo la nueva ley, la junta de supervisión fiscal podría anular cualquier ley por parte del Gobierno de Puerto Rico que considere una violación de “Promesa” y también puede obligar al Gobierno puertorriqueño a vender activos, fusionar agencias y despedir empleados gubernamentales.

La junta podría, incluso, modificar las normas sobre salario mínimo y compensación de horas extra, además de imponer sanciones penales por proporcionar información falsa o violar órdenes de la junta.

A pesar de “Promesa”, Rafael Hernández Colón, gobernador de Puerto Rico durante tres términos (1973-1977, 1985-1993), dijo hoy que se debe celebrar el ELA por muchas razones, sobre todo por las ventajas que supone la relación con Estados Unidos.

Hernández Colón subrayó que gracias al ELA los puertorriqueños cuentan con ciudadanía estadounidense, autonomía fiscal, el seguro social de EE.UU., becas para estudiantes financiadas con fondos de Washington o ayudas de alimentación, los populares “cupones” que complementan los ingresos de centenares de miles de puertorriqueños.

“Hay muchas razones para celebrar el ELA”, dijo el veterano político del PPD, fundado en 1938 por Luis Muñoz Marín, el impulsor del ELA que el 25 de julio de 1952 proclamó la Constitución del Estado Libre Asociado.

La idea contraria fue defendida por el candidato a la gobernación del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabé, y el copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Julio Muriente, quienes subrayaron que hoy no hay nada que celebrar.

“Acciones y declaraciones recientes del Gobierno federal han demostrado, para quien necesitaba demostración, que la creación del ELA no eliminó la relación colonial. Puerto Rico sigue siendo un territorio no incorporado de Estados Unidos sujeto a los plenos poderes del Congreso. Dicho sencillamente es una colonia en pleno siglo XXI”, según Bernabé.

Muriente dijo que el ELA es el fracaso del colonialismo que sólo se resolverá con la recuperación de la soberanía nacional, además de de denunciar la imposición de la junta de control fiscal, que como aseguró tiene “propósitos dictatoriales” y encaminada a empobrecer aún más al pueblo de Puerto Rico. 

@acento.com