COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 3 de agosto de 2016

Obama redujo las penas a 214 presos federales, incluidos 67 que cumplían cadena perpetua


El presidente Barack Obama redujo este miércoles las penas de cárcel a 214 presos federales, entre ellos 67 que cumplían cadena perpetua.

La Casa Blanca afirma que es la mayor cantidad de reducciones de penas carcelarias efectuadas en un solo día en más de un siglo. Casi todos los presos beneficiados habían sido arrestados por transgresiones no violentas vinculadas a drogas.

Con estas, asciende a 562 el total de penas de cárcel que Obama ha reducido. La Casa Blanca afirma que esa cifra es mayor a la suma de las otorgadas por todos los nueve presidentes anteriores.

El asesor legal de la Casa Blanca Neil Eggleston declaró que Obama otorgará más sobreseimientos en los meses que le quedan en la Casa Blanca. Explicó que los presos habían sido arrestados bajo leyes anticuadas y excesivamente estrictas.

La mayoría de los presos beneficiados serán puestos en libertad el primero de diciembre.



Barack Obama junto a George W Bush Barack Obama junto a George W Bush
El antecesor de Obama, el republicano George W. Bush, conmutó únicamente 11 penas durante sus 8 años de Gobierno, superado por las solo 3 de su padre George H. Bush en su único mandato, frente a las 61 de Bill Clinton, las 60 de Richard Nixon, las 22 de Gerald Ford, las 29 de Jimmy Carter y las 13 de Ronald Reagan.

Hace apenas dos meses, a comienzos de junio, Obama conmutó las penas a 42 presos y en mayo hizo lo mismo con otros 58 reos.

Obama promueve desde hace tiempo una reforma del sistema de justicia penal con el objetivo de reducir las sentencias a los condenados por delitos no violentos relacionados con las drogas, que afectan principalmente a los hispanos y a los negros.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado están trabajando en varias propuestas de ley para poder sacar adelante esa reforma.

La Casa Blanca acelera las conmutaciones en este último año de Obama en el poder, especialmente desde la dimisión en enero de la funcionaria del Departamento de Justicia encargada de los perdones, Deborah Leff, quien denunció la falta de recursos para revisar el ingente número de casos, incluidos aquellos que van por la vía tradicional.

@infobae