COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 9 de agosto de 2016

Que las prohíban


La importación de gomas usadas y gomas reencauchadas o “maquilladas” para que parezcan nuevas ha hecho que el mercado esté bien abastecido y que los conductores o propietarios de vehículos recurran a ellas a la hora de cambiar neumáticos, más por sus bajos precios que por otra razón. 

 No descubrimos nada nuevo si se afirma que el uso de gomas en tal estado es contrario a toda regla sobre la seguridad para pasajeros y vehículos, una verdad que hasta los mismos fabricantes se ocupan de hacer saber a los usuarios para prevenir los innumerables riesgos que conlleva. 

 Se supone que aquí tampoco nadie ignora esa realidad, pero la toleramos, aun sabiendo que el uso de gomas lisas o “maquilladas” es contraproducente y, por demás, causante principal de la mayoría de accidentes del tránsito. 

 ¿Nos habremos preguntado, alguna vez, en qué grado este factor ha sido determinante para situarnos como el primer país del mundo con mayor tasa de accidentes de tránsito fatales?



 Años atrás, este problema se convirtió en un escándalo en algunos países centroamericanos al descubrirse que muchas de las gomas que se vendían como “reencauchadas” o “casi nuevas” habían sido sometidas a un procedimiento que les creaba nuevos dibujos (o labrados), para dar la sensación de nuevas o se ofrecían como reencauchadas, pero con una simple lámina de caucho que, al poco tiempo de rodaje, explotaban, expulsaban sus alambres o causaban mortales tragedias. 

 Estas gomas impiden un buen frenado en situaciones de emergencia y afectan la suspensión del vehículo. Al agravarse la situación, sufren también los amortiguadores impidiendo que el vehículo mantenga el equilibrio en una carretera y se vire al momento de hacer rebases o invadir otros carriles. Un mal labrado o dibujo de la banda de rodaduras también influye en los accidentes en tiempos de lluvias, cuando las pistas están mojadas, ya que tales bandas son las que ayudan a evacuar el agua y evitar los patinajes. 

 Viendo lo peligroso que resulta mantener tan alto el riesgo de accidentes por el uso de gomas usadas o “maquilladas”, los dirigentes de la Central Nacional de Organizaciones del Transporte (CONATRA) han planteado que se vote una ley para prohibir su importación. 

 Mientras el presidente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (FENATRANO), Juan Hubieres, se muestra partidario de que el Gobierno aplique rigurosamente la ley que prohíbe transitar con gomas en mal estado por las calles y carreteras dominicanas, algo en lo que también está de acuerdo la Federación Nacional de Transporte Dominicano, que controla más de 20 mil vehículos pesados. 

 Ante tal consenso, ¿qué esperamos para prohibir la importación de estas porquerías? 

 @miguelfranjul