COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 1 de septiembre de 2016

El Cardenal se despide y afirma actuó movido por amor a Dios


Santo Domingo.-El cardenal Nicolás de de Jesús López Rodríguez pidió a Dios que perdone cualquier ofensa o malestar que haya causado a personas y comunidades, tras expresar que estén seguros de que siempre lo ha movido el más sincero amor al Señor, a la Iglesia y al país.

 López Rodríguez manifiesta a través de una carta dirigida a la población que nunca ha albergado ningún rencor hacia quienes han mostrado resistencia o han expresado rechazo o disconformidad con su persona.

 “He peleado el buen combate, he terminado la carrera, he mantenido la fe. Solo me espera la corona de la justicia, que el Señor como juez me entregará aquel día.

 Y no solo a mí, sino a cuantos deseen su manifestación”, señala el Cardenal, quien será reemplazado como arzobispo de Santo Domingo el día 10 de septiembre por monseñor Francisco Ozoria Acosta.

 López Rodríguez reitera que siente alegría por la designación de Ozoria como su sucesor, a quien le correspondió ordenar como sacerdote hace 39 años (1978), como obispo de San Pedro de Macorís hace 20 años (1996), “y entregarle ahora el pastoreo de este pueblo de Dios en la dinámica de la sucesión apostólica”.