COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

domingo, 18 de septiembre de 2016

MUJERES DE GRANDES LIGAS Mirar 360

Carolina Cruz De Martínez
 carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Mirar 360 requiere madurez, visión y algo de experiencia recorrida. Es por eso que la vida pone entrenadores, consejeros, mentores, tutores, personas que ya han tenido millas para poder guiar, orientar y ayudar a la generación que viene en relevo. Mirar 360 es aprender a escuchar y observar para poder asimilar y asumir el consejo sin tener que cometer los errores que ya otros cometieron. 

 En el béisbol es esencial aprender a mirar 360. Todas las profesiones tienen un porcentaje de riesgo, pero el deporte tienen el factor salud, y es uno de los dos primeros elementos de importancia en el desarrollo de un atleta. 

Mirar 360 ayuda a entender que el chance de mantenerse saludable es proporcionalmente igual al chance de tener una lesión. 

Mirar 360 crea una firme consciencia de que el cuerpo es la herramienta de trabajo de un atleta y por lo tanto ni se abusa, ni se ignora, ni se descuida ni se exaspera. El cuerpo debe cuidarse, administrarse, mantenerse y fortalecerse. 



 Mirar 360 es mantener un equilibrio entre disfrutar sin entrar en descontrol, experimentar sin querer ir más allá, ver las cosas entendiendo que no se van, y que el mundo seguirá girando y que no se va acabar.

 CUANDO NO SE MIRA 360: Cuando no aprendemos a mirar 360, no administramos las herramientas que tenemos con la eficiencia y el cuidado que requiere. Nos enfocamos en lo inmediato, en lo que tenemos delante, muchas veces precipitándonos y manejándonos como que no habrá mañana, sin enfoque. El no mirar 360 da una sensación de que la juventud no pasará, el dinero no se acabará, y las oportunidades no escasearán.

El no mirar 360 hace caer al atleta en la recurrente trampa que solo habrá una fémina, pero más atrás viene otra más buena, y más atrás viene otra distinta, y cuando viene a despertar se topa con la realidad que ha probado más de lo indicado, y su apellido será portado por varios vástagos. El no mirar 360 tiene consecuencias que pueden ser evadidas si se escucha a esos entrenadores y mentores que la vida provee. Dentro del sistema de justicia del Creador, siempre existirán múltiples vías por las que él se comunica para evitarnos los tropiezos y caídas. Nunca seremos juzgados por información que no escuchamos, pues sería injusto de parte de Él, procurar que hagamos lo correcto sin antes tener la oportunidad de aprender.

 Lo que muchas veces nos sucede es que somos mejores estudiantes de los errores que de los consejos, de los trancazos que de la disciplina, de los golpes de la vida que de las experiencias adquiridas por terceros. El no mirar 360 siempre nos hará pensar que nos podemos burlar de la vida, de los sistemas, de nuestros padres o familiares y ser exonerados con impunidad. La realidad es que ninguno de nosotros podemos violentar las reglas, virar y tornar sin tener que enfrentar las contravenciones que vienen por nuestras decisiones.

 MIRAR 360 ES DEPENDENCIA: Mirar 360 es pensar de esta manera y no dejarnos influenciar por la vanagloria de la vida, el deseo de los ojos y la soberbia de las riquezas.

 “¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala;”