COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 3 de octubre de 2016

Kim Kardashian llega a Nueva York tras ser atracada en París


Kim Kardashian estaba en París disfrutando de la Semana de la Moda, como acostumbra a hacer. 

La velada del domingo había empezado bien, con el desfile de Balenciaga, al que la estrella de la telerrealidad asistió en primera fila con una gabardina abierta sobre un escolte de vértigo, seguido por el de Givenchy.


 “Día sin maquillaje” envió a sus 84 millones de seguidores en su cuenta de Instagram y a los 48 millones en la red social de Twitter, acompañando una fotografía suya de camino a las pasarelas. 

Pero la noche acabó en pesadilla, con un atraco a mano armada dentro de la residencia de lujo parisiense en la que se hospedaba. Los ladrones se llevaron un botín estimado en unos 10 millones de euros, incluido un anillo de unos cuatro millones de euros. 



Físicamente indemne pero muy afectada, Kim Kardashian ha dejado la capital francesa nada más acabar de declarar en comisaría este mismo lunes por la mañana, cuando se la ha visto el aeropuerto Le Bourget subirse a un avión privado.


Eran casi las tres de la madrugada, cuando cinco hombres armados y vestidos de policía entraron en el complejo residencial de lujo, situado en el céntrico y elegante barrio de La Madeleine. 

Primero maniataron al vigilante en la recepción, al que amenazaron con un arma. Tres de los asaltantes se quedaron vigilando la puerta de acceso y dos de ellos entraron en la habitación, donde la estrella estaba sola ya que su guardaespaldas no se encontraba en el edificio. 

Fue a su vez maniatada y encerrada en el cuarto de baño, según fuentes policiales a la prensa local, mientras sufría el robo. Kardashian se encontraba “bastante mal pero sin daño físico”, según informó su portavoz, Ina Treciokas. 

Medios estadounidenses también recogen que fue apuntada en la cabeza con una pistola. La policía sospecha que los ladrones, a quienes todavía buscan, podrían haber huido en bicicleta.


Los investigadores siguen estimando el valor total del botín, que según la víctima se situaría en torno a los 10 millones de euros: cuatro de ellos corresponden al de un anillo. 

Podría tratarse de su famoso anillo de boda de 20 quilates, diseñado por Lorraine Schwartz, que a Kardashian tanto le gustaba mostrar en las redes sociales o otro de los anillos de la reconocida joyera que justo hace días mostraba en primer plano en su Instagram. El resto del botín correspondería a una caja con más joyas a la que sumarían dos teléfonos móviles.

Su marido, el rapero Kanye West, estaba dando un concierto en Nueva York, en el festival de The Meadows, en el momento de los hechos. 

A la hora de haber empezado su actuación, fue informado de lo ocurrido e interrumpió el concierto por una “emergencia familiar”. Por suerte, los dos hijos de la pareja,—North, de tres años, y Saint, de nueve meses— no estaban con su madre en el momento del asalto. 

Kim Kardashian ya ha aterrizado en Manhattan, y ha sido fotografía llegando a su apartamento de Manhattan rodeada de fuertes medidas de seguridad junto a su marido y su madre, Kris Jenner.

@elpais