COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 4 de octubre de 2016

Pixel y Pixel XL: Los celulares de Google que quieren competir con el iPhone


Google decidió sacar a sus celulares del oscuro nicho donde yacían y lanzarlos a competir directamente con los teléfonos insignia de grandes fabricantes como Samsung y Apple. Bienvenidos a la nueva era de los teléfonos Pixel.



Con funciones de primera clase exclusivas de Pixel y una estrategia de ventas que significa que, en efecto, podrás encontrar un teléfono Google a la venta, la gigante de tecnología está demostrando una alta dosis de ambición. mucho más que en los pasados seis años con los teléfonos que portaban la marca Nexus.


El teléfono Pixel de 5 pulgadas y el Pixel XL de 5.5 pulgadas se llaman oficialmente "Pixel, un teléfono de Google" y tienen una "G" en la espalda, lo que indica que Google diseñó los teléfonos por sí sola en lugar de modificar el producto fabricado por otra compañía y convertirlo en un Nexus. Google ahora selecciona los componentes, brinda respaldo y compatibilidad y promociona los dispositivos.

Pero, ¿de dónde viene esta ambición?

A diferencia del teléfono de gama media del año pasado, el Nexus 5X y el teléfono premium 6P, los teléfonos Pixel son ambos modelos de primera clase. Google quiere que consideres estos teléfonos como dignos rivales de los modelos más prestigiosos en el mercado, como los iPhone de Apple y los Galaxy de Samsung. Cada Pixel tiene un procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 821 -- dos núcleos trabajando a 2.15GHz y otros dos a 1.6GHz -- con el extra que ofrece la tecnología Hexagon de Qualcomm para tareas como procesamiento de imágenes y de audio. Los teléfonos tienen pantalla OLED, 4GB de RAM y un almacenamiento interno de 32GB ó 128GB. Con un precio inicial de US$649, el Pixel de 32GB está en el mismo rango de precio del iPhone 7 de Apple y el Galaxy S7 de Samsung. El modelo de 128GB cuesta US$749, y el modelo del Pixel XL de 32GB cuesta US$769, mientras que el de 128GB cuesta US$869.

Y Google no escatimó el uso de los adverbios al nombrar los colores de sus nuevos teléfonos: Very Silver (plata), Quite Black (bastante negro) y Really Blue (realmente azul). La disponibilidad limitada significa que el modelo azul solamente estará disponible para los que viven en Estados Unidos. La espalda del teléfono tiene dos tonos, con un "tono vidrio" brillante a lo largo de la parte superior para que las antenas funcionen mejor, y la parte inferior tiene un acabado de metal pulido. Como la pantalla frontal, el tono de vidrio utiliza Gorilla Glass 4 para resistir los rayones.

Algunas funciones ayudan a que estos teléfonos sobresalgan de otros modelos potenciados por el software Android de Google. Son los únicos teléfonos que incluyen Google Assistant, la versión actualizada del sistema de Google para controlar el teléfono y contestar preguntas -- es el contrincante de Google contra Siri de Apple, Cortana de Microsoft y Alexa de Amazon. También almacena fotos y videos en su resolución original durante la vida del teléfono, enviando videos y fotos más antiguos al almacenamiento en la nube por si se te acaba el espacio en el teléfono. Y, si necesitas la ayuda del soporte técnico de Google, un técnico tendrá la capacidad de controlar remotamente tu teléfono.

A diferencia del iPhone 7, los teléfonos Pixel tienen una entrada para auriculares 3.5mm, pero los Pixel no vienen con audífonos incluidos porque, ¿acaso no tienes unos ya?

Aunque no tienen una jorobita de la cámara, los Pixel no son los celulares más delgados del mercado. Tienen una leve forma de cuña, con 8.6mm en la parte superior que se adelgaza a 7.4mm en la parte inferior. El Pixel tiene 69.5mm de ancho y 143.8mm de alto, y el Pixel XL es de 75.7mmx154.7mm. Y serán los primeros teléfonos en ejecutar Android Nougat 7.1.

Con base en una breve prueba, parece que Google ha cumplido con la promesa de que su cámara de 12.3 megapixeles es más veloz que la cámara en los modelos Nexus del años pasado. Otra función que viene con Android 7.1 es que ya no está esa larga pausa cuando rotas el teléfono del modo retrato al modo paisaje. La empresa se quedó con el sensor de Sony, pero promete que el autoenfoque será más veloz. No tienen estabilización de imagen óptica como el iPhone 7, pero Google piensa que su rápido procesamiento de imagen hará el trabajo a la hora de compensar por una captura de imagen inestable.

La cámara frontal tiene un sensor de 8 megapixeles, y al girar el teléfono hacia adelante y atrás cambias la cámara para que se convierta en la principal.

El lector de huellas que se encuentra en el centro de la parte trasera tiene también un nuevo truco: si deslizas tu dedo hacia abajo, te muestra las notificaciones a la vez que desbloquea tu teléfono.

Los teléfonos Pixel, como los modelos Nexus de 2015, utilizan el puerto USB tipo C para enlaces de datos y para la recarga. Cuando estés viendo videos o navegando por Internet, la batería te debe durar unas 13 horas para el Pixel y unas 14 horas para el Pixel XL.

Google depende de HTC para ensamblar los teléfonos. La fabricante taiwanesa tiene una larga historia con Google, al construir el primer teléfono Android, el T-Mobile G1 Dream, que debutó en 2008, y el Nexus One que inauguró la línea Nexus en 2010. Google también se ha asociado con Samsung, LG Electronics, Motorola y Huawei para fabricar teléfonos Nexus en el pasado.

Las asociaciones con Android se mantienen. Pero Google ya no se anda a tientas: la empresa está compitiendo directamente contra Samsung y otros socios que utilizan el software Android de Google con sus nuevos teléfonos Pixel.

@cnet