COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 22 de noviembre de 2016

La JCE no permitirá que se diluya la nacionalidad


El nuevo presidente de la Junta Central Electoral garantizó ayer que ese organismo custodiará la seguridad jurídica del origen de la familia dominicana, a fin de que “nuestra nacionalidad no se diluya y desmorone por falta de celo legal en el otorgamiento de la misma”.

Al tomar juramento en el Senado, el doctor Julio César Castaños  Guzmán  consideró que es una labor capital de la JCE la de custodiar los atributos de la personalidad de los ciudadanos: nombre, domicilio, estado civil, capacidad, que son asentados en el registro civil, al hacer constar los hechos jurídicos del nacimiento y la muerte de las personas.

Además los actos solemnes del matrimonio, aparte de la identidad y la nacionalidad de los individuos.

“Hoy asumimos la administración responsable de la cédula de identidad y electoral, que es el instrumento más eficaz de ciudadanización existente en el orden jurídico de la nación”, dijo Castaños, tras ser juramentado por el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez.



En la ceremonia celebrada en el Senado de la República, y en presencia de otros senadores; además tomaron juramento Roberto Saladín, Carmen Imbert Brugal, Rosario Graciano y Henry Mejía  como miembros titulares de la JCE para el período 2016-2020, luego de que fueran escogidos por el pleno senatorial en la sesión del pasado miércoles, 16 de noviembre. También fueron juramentados José Miguel Minier, José Lino Martínez, Luis García, Rafael Evangelista Alejo y Juan Bautista Cuevas como suplentes de los miembros del organismo.   

Minutos después una comisión de senadores, encabezada por el vicepresidente, Dionis Sánchez, se trasladó a la sede de la JCE para dejar formalmente instalado el órgano electoral. 

Castaños Guzmán agregó que la cédula hace ostensible la identidad “de quiénes somos, además de que abre las puertas a la vida civil”.

También permite trabajar, elegir, ser elegido, decidir sobre asuntos propuestos en los referendos, casarse, contratar, estudiar y demandar, dijo. “Al mismo tiempo debemos velar por las cédulas de militares y policías, así como la de extranjeros y menores, por las consecuencias constitucionales que se desprenden de la capacidad para el ejercicio de los derechos de ciudadanía”, dijo el magistrado.

Las elecciones
Castaños Guzmán garantizó  que organizará elecciones justas y transparentes en el 2020, la cual aseguró serán apegadas a las Constitución y la Carta Democrática de las Américas. 

El nuevo titular de la JCE subrayó además que desde ya comenzarán a trabajar  en la organización de las elecciones legislativas y municipales de febrero y las presidenciales de mayo del 2020, “y aunque aparentan estar distantes, realmente el tiempo se nos hará corto para el cumplimiento cabal de tan importante tarea”. Prometió, además, mantener la unidad en la diversidad, y señaló que esa unidad vendría por la identificación del propósito común, de una visión compartida y de la misión que se asume desde este momento.

Apuntó que todos los miembros de la JCE tienen las responsabilidades de impulsar el mandato del consenso para la aprobación de las leyes electorales y de partidos políticos, con la finalidad de asistir y auxiliar eficaz a los partidos y agrupaciones políticas.

“Coadyuvaremos a consolidar la democracia interna de los partidos, mediante la transparencia y respeto de sus estatutos, en sus convenciones y primarias, en función a la indelegable misión de  ser los responsables de las propuestas de candidaturas que incorporar a la JCE a las boletas electorales en los distintos niveles de elección”, declaró.

Precisó que también la JCE propiciará y reglamentará las campañas electorales equilibradas, cortas, pacíficas, con acceso equitativo a los medios de comunicación, transparencia en el financiamiento y sin abuso de los recursos públicos.

Apuntó Castaños Guzmán, que juramentará como presidente de la JCE por segunda vez, con la frente en alto, y con la actitud de reverente humildad, ante las dimensiones de la responsabilidad que recaerá sobre sus hombros.

Toma de posesión:

Al asumir la presidencia de la JCE, Castaños Guzmán felicitó el trabajo realizado por el presidente saliente, Roberto Rosario Márquez, de quien dijo que ese buen trabajo será el mejor de los abogados. 

“No puedo culminar mis palabras sin felicitar a la Junta saliente en la persona de su presidente, Roberto Rosario. Usted hizo su trabajo y cuando uno hace su trabajo, yo les dije siempre a ustedes, ese trabajo es el abogado de uno”, puntualizó. 

A seguidas expresó: “No son las voces de las personas interesadas muchas veces, no. Es el trabajo, porque el trabajo se hace sentir, si usted hizo su trabajo, lo hizo y nadie puede postular contra eso”. 

Mientras,  Rosario manifestó que es muy diferente a la que le tocó recibir a él en el 2006. 

“En esa Junta,  al ser electo miembro, fui seleccionado por mis compañeros y luego, como presidente de la Cámara Administrativa”, dijo. 

Indicó que se trata de un crecimiento fruto del crecimiento institucional. Dijo que en lo esencial ha sido transformada en una institución de servicios públicos. 

“Se ha instruido al personal en general, al fin de ofrecer una información detallada sobre el funcionamiento operativo de esta institución”, apostilló un Roberto Rosario sereno, dijo que dejó instrucciones para que el personal les ofreciera a los miembros entrantes el tratamiento que dispensaron en su tiempo al grupo que ayer dejó de formar parte de ese órgano rector. “Que pongan a disposición del nuevo liderato”.

Entre las informaciones que deberá recibir Julio César Castaños, están las de deudas y la situación postelectoral.

@listin.com