PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 20 de abril de 2017

El español que se convirtió en vocero de Corea del Norte: "Tenemos la bomba termonuclear, con tres de ellas se acaba el mundo"


-¿Cuál es la capacidad militar real de Corea del Norte para enfrentarse al poderosos EEUU?

-Corea está perfectamente preparada con armas nucleares y termonucleares. Tenemos la bomba H. Claro que EEUU tiene muchos más misiles que Corea, pero no es cuestión de cantidad sino que es cuestión de la potencia de detonación. Una bomba termonuclear es 100 veces más potente que una nuclear. Con tres o cuatro de ellas es suficiente para acabar con el mundo entero.

A medida que la entrevista avanza, Cao de Benós recrudece su discurso y redobla las amenazas. "En Corea el pueblo tiene el control de su destino y no obedece a ningún otro poder fáctico. El pueblo va a defenderse y defender a sus hijos y a futuras generaciones".

Y advierte: "Nadie va a tocar a Corea, si la tocan el pueblo la va a defender con fusiles y misiles. Queremos la paz pero no la vamos a mendigar".

Como mensaje final asegura que Pyongyang continuará con sus pruebas de misiles nucleares intercontinentales…"quiénes son los americanos para darnos órdenes".

"A lo mejor en Argentina o en España están acostumbrados a que los americanos o los británicos les den órdenes, pero en Corea no, nosotros somos un país soberano", desafía Alejandro Cao de Benós en diálogo con Infobae. 

Este español es el primer occidental con nacionalidad de Corea del Norte. Su relación con el país del que hoy habla todo el mundo por su retórica belicista comenzó cuando tenía 16 años, hace ya 25.

"Todo comienza por mi gran pasión por Asia, por las culturas tradicionales orientales y-lógicamente- por mis convicciones comunistas. Empieza en los 90, cuando el comunismo estaba desapareciendo y Corea se mantenía firme con la bandera roja", cuenta con nostalgia. 

Y a través de "unas familias que vivían en ese entonces en Madrid" se unió a la Asociación de Amistad con Corea que, según afirma, en este momento tiene unos 17.000 miembros en 120 países del mundo. Ya en 2002, es nombrado como representante especial para el "Comité de Relaciones Culturales del gobierno de la República".

Cuando sus familiares y amigos se enteraron de sus intenciones -convertirse en un norcoreano-, se conmocionaron. "Primero se asombraron,  tenían miedo. La poca información que hay es terrible, falsa y manipulada. Creían que no volvería nunca, que me pasaría algo", admite. Ahora, dice, la situación es distinta:  "Se dieron cuenta de que es un país con gente hospitalaria".

Cao de Benós reparte sus días entre Tarragona y Corea del Norte. Su trabajo es defender al régimen de Pyongyang y lo hace con vehemencia. Siempre habla de "Corea", nunca llama al país "Corea del Norte" y jamás nombra a "Corea del Sur". Para él, Corea es una sola y toda debería estar bajo el dominio de Kim Jong-Un.

Tiene un discurso perfectamente estructurado en el que desmiente todas las acusaciones contra el régimen. Para él Occidente, la ONU y organizaciones civiles como Amnistía Internacional mienten.

Nadie va a tocar a Corea, si la tocan el pueblo la va a defender con fusiles y misiles

Cao de Benós describe a Corea del Norte como un paraíso: "Es un sistema socialista donde el pueblo tiene el control de los medios de producción. El pueblo realmente es dueño de su destino. Entonces no existen alquileres o hipotecas, el gobierno le da casa al pueblo, la sanidad, la universidad también son públicas y gratuitas. La gente tiene una vida básica asegurada con dignidad. Se vive de forma muy tranquila, no hay conflictos sociales, no tenemos a gente durmiendo en la calle… Es otro estilo de vida, en el que todos trabajamos en una gran cooperativa".

Cuando se le pregunta por las violaciones sistemáticas a los derechos humanos, el vocero español de Norcorea lo atribuye a la propaganda. 

"EEUU, Inglaterra y otros países destinan millones de dólares en propaganda, usan los medios de comunicación y crean supuestas ONG para fomentar un discurso que sea favorable a sus políticas de invasión".

– ¿Y los informes y sanciones de la ONU?

– La mayoría son falsos. Los pocos coreanos que han ido al sur han hecho dibujos, como puede hacer cualquiera, pero que no servirían como prueba en ningún juicio. Y además, esos dibujos se contraponen con otros dibujos, pero como EEUU considera enemigo a Corea cualquier cosa vale para demonizarnos, buscan asfixiar la economía para que Corea colapse.

– ¿No hay purgas masivas y campos de concentración?

– No existen. Lo que hay es campos de trabajo para delincuentes comunes. Aunque casi no tenemos delincuencia… claro que hay algunos casos de delincuencia común, personas que robaron o alguien, incluso, que haya asesinado a un vecino por una discusión. 

Esa persona va a un juicio, donde tiene a un abogado defensor, y si resulta culpable no va a una prisión a consumir drogas o a aprender cómo ser Pablo Escobar, como sucede en las prisiones españolas o argentinas donde se aprende a ser delincuente. En Corea hay campos de trabajo para que el delincuente recoja arroz para el pueblo o haga muebles para las casas que se entregan al pueblo.

-¿Por qué la comunidad internacional no puede enviar veedores para constatar lo que usted dice?

– En ocasiones hemos aceptado a estas personas pero luego no reportaron nada porque no les ha interesado, porque no han podido encontrar el terror que andaban buscando. El principal problema que tenemos es que hay muy pocos periodistas profesionales que se atrevan a reportar la verdad. Si van y no ven raptos o ejecuciones y lo informan se ponen en contra del establishment internacional, incluso pueden perder el trabajo. La presión es tan fuerte que mienten.

El único occidental con nacionalidad norcoreana – honoraria, porque no existe convenio de doble nacionalidad con España- asegura que Corea del norte está preparada para enfrentarse bélicamente a los EEUU. Cuando se indaga en la capacidad militar del régimen, Cao de Benós contesta y casi que hace una arenga.

"Corea está lista para la guerra hace mucho tiempo", afirma y explica que el 27 de julio de 1953 se firmó un armisticio -una tregua- con EEUU pero la guerra no ha finalizado oficialmente. El representante de Kim Jong-un asegura que EEUU "no quiso firmar la paz definitiva por lo que puede atacar en cualquier momento".

Pero, según insiste, "Corea no va a ser como Siria, Afganistán o Libia, tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo y no dudará en responder si es atacado por un sólo misil".

@infobae