ANDY RANCH

ANDY RANCH

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 8 de junio de 2017

Diferencias y parecidos

El deporte y la política son dos actividades con aparentemente muchas diferencias, pero al mismo tiempo tienen una extraordinaria cantidad de parecidos.


 Ninguno de los protagonistas, en ambos renglones, deja escapar la mínima oportunidad para hacer trampas, los atletas con esteroides y los políticos con sobornos y corrupción, por solo citar dos casos. 

 También coinciden en que en muy pocas ocasiones políticos y deportistas sienten que ya deben retirarse, porque tomar esa decisión es para ellos “una mala palabra, un insulto”. 

 En nuestro país tenemos múltiples ejemplos de atletas que dejan que los maltraten en las canchas para tomar esa decisión, mientras en política nunca se produce un retiro, no importa la edad ni el deterioro de su situación física o mental.

 Cuando se comentó que David Ortiz podría retornar a los estadios como jugador activo, noticia que invadió las redes sociales el pasado martes, me puse las manos en la cabeza y pensé que se estaba volviendo loco. 

 Después de los múltiples homenajes en todos los parques, además de los realizados en otras esferas, el retorno constituía una verdadera locura. 

 Por suerte, se trató de una falsa noticia, algo que reconforta a todos. 

 El caso de Bartolo Colón es preocupante, porque en su mente no está previsto el retiro en un futuro inmediato, a pesar de los palos por montones que está recibiendo. 

 Si insiste en seguir, a menos que el equipo no lo retire, lo veremos pasando vergüenza, estado al que no tiene necesidad de llegar. 

 Por lo tanto, lo adecuado, no solo para Colón, sino para todos los que ya arrastran el bate o el brazo, y en los políticos, cuando ya están desfasados, la mejor opción es irse para la casa a pedirle perdón a Dios por los errores cometidos, y también, gozar por los momentos de gloria que tuvieron en su vida productiva. 

Por: Hugo López Morrobel 
hugolopezmorrobel@gmail.com