PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 29 de junio de 2017

Interpol aún no da con el acusado 14 Odebrecht


El imputado 14 del caso Odebrecht, Bernardo Antonio Castellanos De Moya, se ha convertido en el prófugo más buscado de la Policía Internacional (Interpol), que lo busca bajo el compromiso de que “si no viene lo traerán de la forma que sea”.

 Su caso es manejado con estricto hermetismo por la Procuraduría General de la República, organismo que tiene la intención de que sea apresado a como dé lugar, para que responda por los hechos que se le imputan.

Sobre el caso, la Procuraduría General de la República no quiso ofrecer ningún tipo de información para no ponerlo en alerta y se limitó a decir que la orden de captura fue remitida a la Interpol.


Tampoco la Interpol en el país ha ofrecido de manera oficial informaciones al respecto, pero una fuente de ese organismo internacional declaró en la mañana de hoy que Castellanos De Moya aún es buscado activamente.

 “No podemos dar informaciones al respecto para no ponerlo en alerta, pero de lo que sí usted puede estar seguro es de que se entrega o lo entregaremos”, dijo la fuente de Interpol, consultada esta mañana por El Nacional en el Palacio de la Policía.

De Castellanos De Moya, quien fuera director de proyectos hidroeléctricos de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (Egehid) durante el período 2000-2004, solo se sabe que viajó a Panamá, desde donde supuestamente anunció a través de un hermano, el 29 de mayo, que regresaría al país para enfrentar la justicia y limpiar su nombre.

Sin embargo, esa promesa no ha sido cumplida hasta el día de hoy, e incluso se ignora si permanece en Panamá, país donde oficialmente la Procuraduría comprobó que viajó días antes de que se produjeran los arrestos por el caso Odebrecht.

Su nombre figura en una lista de 11 imputados contra quienes el juez de la Instrucción Especial Francisco Ortega Polanco dictó orden de arresto, la cual fue ejecutada el 29 de mayo sin su apresamiento, porque no se encontraba en el país.

Contra sus compañeros, el juez Ortega Polanco dictó medidas diversas de coerción y sobre él dispuso el desglose del expediente, a la espera de que se presente a enfrentar a la justicia.

El 29 de mayo, horas después de los arrestos de sus compañeros, Castellanos De Moya dio a conocer una comunicación a través de un hermano, en el que dice que está en el extranjero cumpliendo compromisos profesionales, pero que se presentará ante la justicia dominicana a lo más pronto posible para defender su honestidad.

En la comunicación dijo que fue ese día (29 de mayo) que se enteró de la noticia, porque se encuentra “en una zona montañosa sin acceso a internet”.

@elnacional