PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 13 de julio de 2017

Exigen alternativas para usuarios afectados con cierre del tren L


Con carteles en mano asegurando que los pasajeros necesitan un plan efectivo, decenas de activistas y defensores de los usuarios del tren L hicieron un llamado a la MTA y al Departamento de Transporte para que provea opciones suficientes a los 225,000 neoyorquinos que se verán afectados con el cierre de esa línea del Subway, mientras se realizan las reparaciones al túnel Canarsie. 

Una de las exigencias de los manifestantes es que haya carriles prioritarios para autobuses al norte de Brooklyn, en el puente de Williamsburg y en Manhattan, así como en la calle 14.

Nick Sifuentes, vicedirector de la asociación Riders Alliance, recordó que en las reuniones comunitarias los pasajeros han pedido que se les explique cómo se podrán movilizar entre Brooklyn y los otros condados mientras duren las obras del tren L.


“Ahora es hora de que digan a los pasajeros que van a tener los autobuses que realmente los llevarán a tiempo donde ellos necesitas ir. Si los pasajeros van a usar el autobús, necesitan saber que en realidad van a ser rápidos y confiables”, dijo el activista.

Residentes de zonas como Brownsville, Canarsie, y East New York temen que no se les provea de opciones amplias de subway y autobuses, especialmente en las horas no consideradas “pico”, donde se reduce el servicio.

“El cierre del tren L durará más de 15 meses y representará un serio desafío para los más de 250.000 pasajeros que viajan entre Brooklyn y Manhattan cada día, así como para las cientos de empresas locales que dependen de los usuarios del tren L” , comentó Paul Steely White, director ejecutivo de Transportation Alternatives.

Kevin Ortiz, vocero de la MTA, aseguró que esa agencia está comprometida en proporcionar a los pasajeros un buen servicio mientras se culminan las labores del tren L.

“Proporcionaremos servicio adicional en las líneas G, J y M. También proporcionaremos transferencias de MetroCard gratuitas fuera del sistema entre Livonia Av en el L, y Junius St en el 3, y entre Broadway en el G y Lorimer St en la estación del JMZ”, manifestó el funcionario. “Seguiremos trabajando con nuestros socios del Departamento de Transporte y con la comunidad para minimizar el impacto en los clientes”.


Por su parte, el Departamento de Transporte (DOT) manifestó que los usuarios tendrán más autobuses.

“El DOT está trabajando en estrecha colaboración con la MTA en las medidas de prioridad de autobuses con el fin de optimizar el servicio para los clientes desplazados del tren L con 200 autobuses que la MTA se ha comprometido a correr durante el cierre”, aseguró un vocero del DOT.

@eldiariony