INF 809 241 8358

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

ANFITEATRO DE PUERTO PLATA

ANFITEATRO DE PUERTO PLATA
16 DE DICIEMBRE, 829 582 3030

viernes, 14 de julio de 2017

Inmigrantes latinas ahogan su estrés en el alcohol


Ser un nuevo inmigrante es para muchos una experiencia que puede resultar preocupante, estresante y muy abrumadora. El solo hecho de dejar su país y su familia atrás, para enfrentarse a una nueva cultura, un idioma diferente y comenzar una nueva vida, es algo que puede causar mucha ansiedad.

Así lo confirmó un nuevo estudio dado a conocer esta semana por la Universidad de Albany, el cual analizó un factor adicional que hace la experiencia de estos inmigrantes aún más difícil: el consumo de alcohol.


El estudio, titulado en inglés: “Alcohol use Exacerbates Acculturative Stress Among Recently Immigrated, Young Adult Latinas”, examinó a un grupo de inmigrantes latinas jóvenes que tienen menos de un año de haber llegado a Estados Unidos y que toman más alcohol para aliviar la ansiedad que les provoca la adaptación a una cultural diferente. 

Sin embargo, el beber más les resulta contraproducente porque en vez de calmarlas les causa más estrés.


Específicamente la investigación, que fue publicada en el Journal of Immigrant Minority Health, rastreó por un período de 90 días el consumo de alcohol de 530 latinas entre 18 y 23 años que residen en el condado de Miami-Dade, Florida.

“Nuestro estudio encontró que a pesar que no todas están bebiendo alcohol en grandes cantidades, las que sí están tomando experimentan mayores niveles de estrés aculturativo inmediatamente luego de haber emigrado”, dijo Melissa Ertl, una de las coautoras de la investigación.

“Se trata de inmigrantes latinas que han estado en EEUU menos de 36 meses –con un año en promedio–, y uno de los factores que vimos más relacionado al estrés aculturativo fue la identidad étnica. Las mujeres que están más apegadas a la cultura de su país nativo, son las que experimentan mayor estrés cuando vienen a EEUU”, agregó Ertl, quien está estudiando un doctorado en asesoramiento psicológico en la Universidad de Albany (UAlbany-SUNY).

De acuerdo a la investigación, las nuevas inmigrantes latinas experimentan un estrés significativo al verse separadas de su red de apoyo social, tener que aprender un nuevo idioma y adaptarse a una nueva cultura con normas, prácticas, valores y creencias distintas a las de sus tradiciones.


El rol que les toca asumir

Según explicó Ertl, aparte del arraigo cultural, otro factor determinante en los niveles de estrés y consumo de alcohol que están experimentando las nuevas inmigrantes, es el identificado en el estudio como el “rol de género”. Es decir, las diferentes creencias que estas mujeres tienen sobre cuál es la manera ideal como debe comportarse una mujer latina, lo que se conoce como “marianismo”.

“Examinamos cinco aspectos diferentes del marianismo y el que más se asoció con el estrés fue el de las que necesitaban aprobación de acuerdo a las creencias familiares. Las latinas que creen que son el pilar de la familia y que deben mantener a la familia unida, tienden a tener más estrés”, aclaró Ertl.

Ese rol les causa mayor estrés –según explica la experta– porque se sienten responsables de toda la familia y esto puede ser una gran carga, especialmente en entre la población de mujeres examinadas en este estudio que tenían sólo entre 18 a 23 años.

“Otro rol de género que causa mucho estrés aculturativo es el de las mujeres que creen que deben estar subordinadas a otros y silenciadas a expensas de las necesidades su familia, especialmente dentro de cultura latina machista”, agregó la autora.

Estrés en la era Trump

Aunque el estudio de la Universidad de Albany no analizó el estrés y la ansiedad que están causando entre los inmigrantes las políticas y la retórica antiinmigrante de la Administración Trump, la autora reconoce que esto “definitivamente incrementa la ansiedad aculturativa y el sentimiento de ser discriminados por parte de otra gente”.

“Estudiamos cómo el estatus migratorio estaba asociado al estrés, pero no encontramos una relación directa. Sin embargo hay mucha documentación que ha demostrado que los inmigrantes indocumentados enfrentan mayor estrés aculturativo que aquellos inmigrantes que sí tienen documentos”, dijo Ertl.

Evitar efectos negativos
Según explicó la autora del estudio, el objetivo del análisis fue medir el impacto psicológico y los diferentes factores relacionados al estrés aculturativo, incluyendo el consumo de alcohol, con el fin de prevenir los mismos y  evitar el efecto negativo que esto causa en estas mujeres.

“Algunos efectos que están relacionados al estrés aculturativo entre las inmigrantes latinas son el sentimiento de pérdida, dolor, baja autoestima, deterioro de su salud física, más uso de alcohol, ansiedad, depresión, desórdenes de alimentación y pensamientos o intentos suicidas”, advirtió.

Entre las conclusiones que arrojó el estudio destaca la necesidad de que psicólogos, profesionales en el área legal y la enseñanza de idiomas, intervengan para ayudar a estas mujeres que están experimentando un conflicto cultural, con el fin de que tengan una transición saludable hacia la sociedad estadounidense, especialmente durante sus primeros meses en es este país.

Metodología del estudio
Según explicó Melissa Ertl, para realizar el estudio se seleccionó al condado de Miami-Dade por ser “un enclave étnico” con factores que afectan a las latinas de forma diferente a las que están en otros lados de EEUU, y por tratarse de una ciudad cuyo 70% de su población está compuesta por personas nacidas en el extranjero.

En el estudio participaron 530 mujeres latinas adultas jóvenes entre 18 y 23 años que emigraron a esa ciudad de Florida aproximadamente 12 meses antes de la evaluación. El 17% de ellas eran indocumentadas. Las participantes se identificaron como cubanas (34%), colombianas (11.1%), nicaragüenses (7.5%), hondureñas (6.4%), peruanas (5.7%), mexicanas (5.1%), venezolanas (4.9%), ecuatorianas (3.6%), panameñas (3.6%) y dominicanas (3.0%). El 14% de las entrevistadas declaró estar casadas o en un concubinato.

Ertl indicó que las inmigrantes latinas que formaron parte de este estudio seguirán siendo examinadas por un período de tres años y se espera que de este análisis salgan nuevos reportes en el futuro.

El “estrés aculturativo”
Diferentes autores señalan que el contacto intercultural y el proceso de aculturación como consecuencia de la inmigración implican la aparición de algunos desafíos para los individuos en el nuevo país. Estos estresores son recogidos bajo el denominador común de estrés aculturativo (acculturative stress), los cuales incluyen los problemas económicos, laborales o el desempleo, las dificultades con el idioma, la discriminación y la falta de apoyo familiar, entre otros.

Se estima que 1.2 millones de inmigrantes latinos emigraron a Estados Unidos en 2015 y aproximadamente la mitad de ellos fueron mujeres. Estos individuos se unieron a los 19 millones de inmigrantes latinos que ya vivian en EEUU en 2014.

El ‘Marianismo’

El marianismo es un concepto sociológico simétrico al del machismo. La palabra marianista se deriva de la Vigen María, y se refiere a una mumer que exhibe altos estándares morales. Son educadas para ser el centro de la familia y para tomar las decisiones principales en lo que se refiere a salud, finanzas y las relaciones de la familia con otros. 

Deben demostrar que son capaces de sacrificar su propio interés por el bienestar de la familia y la comunidad. Una marianista es una mujer que es fuerte y respetada, capaz de dar y recibir consejos de su pareja.

@eldiariony