PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 18 de julio de 2017

Tras el fracaso en el Senado, Donald Trump ordenó derogar el Obamacare y trabajar de cero en un nuevo sistema


El presidente Donald Trump pidió a los republicanos que "simplemente deroguen" la reforma sanitaria promulgada por su antecesor, Barack Obama, y trabajar desde cero en otro plan, tras el bloqueo creado en las filas demócratas y también las propias conservadoras, que no lograron los votos necesarios para una propuesta alternativa.

"Los republicanos deberían simplemente derogar el fallido Obamacare y trabajar desde cero en un nuevo plan de salud. ¡Los demócratas se unirán!", dijo Trump a través de su cuenta personal de Twitter.


Este mensaje llegó minutos después de conocerse la oposición de algunos senadores de su propio partido, que hacía fracasar la enésima propuesta sanitaria republicana para derogar y reemplazar Obamacare.

Posteriormente, agregó estar "decepcionado" por los demócratas "y algunos republicanos", pero resaltó que la mayoría de su bancada fue "leal, excelente y trabajó muy duro". Además, indicó que "como siempre ha dicho", dejará que "el Obamacare falle" y luego un trabajo en conjunto elaborará un nuevo sistema de salud. "¡Volveremos!", arengó.

Los senadores que anunciaron este lunes su oposición a la propuesta son Mike Lee y Jerry Moran, que se unieron así a Susan Collins y Rand Paul como los cuatro republicanos que han dado la espalda al texto. Así, el bloque oficialista no alcanza a los 50 votos que necesitaba como mínimo (contando con el voto decisivo del vicepresidente Mike Pence en caso de empate).

"Lamentablemente, ahora es evidente que el esfuerzo para derogar y reemplazar inmediatamente el fracaso del Obamacare no tendrá éxito", dijo en un comunicado el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell.

En ese sentido, indicó que el nuevo proyecto para derogar la Ley de Cuidado de Salud Asequible del 2010 (Affordable Care Act) incluirá un período de transición en su implementación, durante el cual ambos partidos trabajarían contra el tiempo para acordar un nuevo sistema de cobertura médica.

El plazo podría ser de hasta dos años, por lo que trabajaría también bajo una nueva composición en el Congreso por las elecciones legislativas de medio término, a realizarse el próximo año.

Trump lleva meses frustrado con el Congreso que, pese a sus intentos y a la mayoría republicana en las dos cámaras, no ha logrado aprobar la derogación y reemplazo de la reforma sanitaria de Obama, una de las grandes promesas electorales del magnate.

Según los estudios de la Oficina de Presupuesto del Congreso, bajo el sistema propuesto por los republicanos (ahora frustrado), entre 22 y 24 millones de personas perderían su cobertura de salud en los próximos 10 años.

@infobae