PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

VIERNES 18 AGOSTO

VIERNES 18 AGOSTO
Boletas disponibles en MrGrilled

domingo, 30 de julio de 2017

Trump pide a senadores que no se rindan con la ley de salud


WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió hoy a los senadores republicanos que no se rindan y vuelvan a intentar aprobar su ley de salud, que naufragó el viernes en la Cámara Alta.

“No os rindáis senadores republicanos, el mundo está mirando”, escribió hoy Trump en su cuenta de la red social Twitter, después de defender ayer que su ley no está muerta.


“A no ser que los senadores republicanos sean unos rajados totales. ¡La (ley) deroga y reemplaza no está muerta! Pido otra votación antes de que se vote cualquier otra ley”, dijo ayer también en Twitter.


El Senado de EE.UU. rechazó el viernes de madrugada con el voto decisivo de tres republicanos, entre ellos John McCain, una propuesta de ley para derogar parcialmente la reforma de salud promulgada en 2010 por el entonces presidente demócrata Barack Obama (2009-2017).

Para muchos observadores, con ese fracaso se fue, al menos por ahora, la última esperanza de los republicanos de derogar, aunque de manera descafeinada, la reforma de Obama, su obsesión y gran promesa electoral de los últimos siete años.

Sin embargo, ni Trump ni algunos senadores republicanos parecen dispuestos a tirar la toalla.

Un grupo de senadores liderados por Lindsey Graham se reunió con el presidente el mismo viernes para abordar la redacción de una nueva propuesta de ley.

El texto de Graham redirige fondos a los estados para su uso en salud, es decir, deja los gastos específicos en manos de los estados.

Inmediatamente después del voto del viernes, Trump recuperó la idea de dejar “colapsar” la ley actual, conocida como Obamacare, para después trabajar en una ley mejor.

Pero en los numerosos mensajes de Twitter que ha escrito sobre el tema durante el fin de semana queda claro que está decidido a presionar a los senadores republicanos para que vuelvan a intentar sacar adelante su medida.

Con ese fin, ayer amenazó con cortar subvenciones de la ley sanitaria actual para las aseguradoras y para los propios congresistas si estos no aprueban con rapidez su proyecto de ley de salud.

Esos subsidios a las aseguradoras han permitido bajar el precio de los deducibles, copagos y otros costes a las personas con menos recursos en el marco de la ley sanitaria de Obama.

Los líderes republicanos en el Congreso no se han pronunciado tras los mensajes de Trump de este fin de semana, pero el viernes mostraron su intención de pasar página y abordar otras iniciativas pendientes.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, aseguró que es el momento de “pasar página” y escuchar “las sugerencias” de los demócratas para mejorar la ley actual.

Mientras, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, evitó referirse al siguiente paso en materia de salud y emplazó a trabajar en otros asuntos como una “histórica reforma impositiva” para este otoño.

@elnuevodiario