PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 11 de agosto de 2017

Cámara de seguridad capta vehículo de sacerdote próximo a casa cural tras crimen de menor


SANTO DOMINGO ESTE.- Las autoridades judiciales continúan investigando si más de una persona actuó en combinación con el suspendido sacerdote Elvin Taveras Durán a quien acusan en el asesinato del exmonaguillo Fernelis Carrión Saviñón, de 16 años.

Anoche obtuvieron imágenes de las cámaras de vigilancia de uno de los residentes del sector Los Rosales donde está la Parroquia Santa Cecilia y la casa cural donde el religioso católico supuestamente cometió el crimen según declaraciones que este hizo a los fiscales.

Conforme a informaciones suministradas a Diario Libre en las imágenes se ve el carro del taxista cuando va en dirección a dejar al monaguillo en la casa del padre y el vehículo del sacerdote que se presume es el momento en el que ya ha salido de la casa con el cadáver.


Sin embargo, la posición de las cámaras no permite ver el instante en que sacan de la casa cural el cuerpo sin vida del adolescente y si alguien ayudó a cargarlo para introducirlo en el vehículo.

Los fiscales se marcharon alrededor de las 11:00 de la noche
“Son imágenes de la calle y de los vehículos porque la cámara no llega hasta la casa”, explicó la fuente a este medio.

El asesinato ocurrió a las 10:00 de la mañana y a las 11:00 de la mañana, el sacerdote presuntamente salió con el cadáver en su carro para deshacerse de el, dejándolo en unos matorrales en Bayaguana, provincia Monte Plata.

“No entendemos cómo pudo hacer todo lo que hizo en tan poco tiempo, por eso intentamos determinar si actuó con la ayuda de alguien”, comentó el encargado del Departamento de Homicidios a un residente del sector.

Según las investigaciones en una hora supuestamente el sacerdote le dio unos martillazos en la cabeza al monaguillo, lo degolló, le hizo un hoyo con un arma blanca en la espalda, envolvió el cadáver con los manteles que usa en la iglesia, lo entró en un tanque y posteriormente en su carro, el cual condujo.

Ya para las 2:00 de la tarde la escena del crimen estaba limpia. Según el fiscal que investiga el caso, el cura usó unos paños para secar la sangre y le echó agua, la cual corrió por el contén.

@diariolibre