COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 8 de julio de 2016

Se declara culpable de fraude dominicana que se casó con 10 hombres para residencias


NUEVA YORK._ Liana Barrientos, una dominicana de 40 años de edad y que se casó con 10 hombres en distintos condados de la ciudad, a los que les cobró prometiéndoles hacerles los papeles de residencia, se declaró culpable de un cargo por fraude a gran escala, ayer jueves en la Corte Suprema Estatal de El Bronx. 

 La dominicana, quien en el momento de su arresto y procesamiento enfrentó a reporteros locales fuera del tribunal y declaró que era “inocente”, admitió se casó con los hombres en un período de 11 años. 

 El cargo del que se declaró culpable, sólo incluye el casamiento en 2010 con un inmigrante del Medio Oriente, identificado como Salle Keita.


 El juez le ordenó someterse a terapia y que no se meta en más problemas, para suavizar la sentencia. Pero ella se casó otras nueve veces con hombres nacidos en el extranjero que solicitaron la residencia permanente pocas semanas después de las bodas, dijeron los fiscales.

 Barrientos, tenía los labios apretados en la corte, donde el juez se comprometió a considerar el delito como un cargo menor si se somete a un programa de rehabilitación ambulatoria que dura entre 12 a 18 meses.

 El magistrado Steven Barrett advirtió a Barrientos que la enviará a la cárcel hasta por cuatro y cambiará el cargo a delito grave si ella vuelve a ser detenida o da pruebas positivas de drogas. 

 Los fiscales han dicho que el negocio de bodas de Barrientos la llevó a casarse con ocho hombres. Uno de los maridos, nativo de Pakistán, fue deportado después para hacer declaraciones amenazantes contra los Estados Unidos. 

 La fiscalía se involucró después que agentes del Servicio de Inmigración y Servicios de Ciudadanía (USCIS) encontró irregularidades en los documentos sometidos por la dominicana para solicitarles las residencias a sus “maridos”. 

 El Departamento de Seguridad Nacional descubrió que todos los “esposos” de Barrientos eran de los llamados países "marcados" como Egipto, Georgia, Pakistán y Mali. 

 La dominicana admitió haber cobrado $2.000 dólares en efectivo a un hombre, inmigrante de Georgia, a cambio de ayudarlo a conseguir una tarjeta verde, dijeron las autoridades. 

 Por Miguel Cruz Tejada