COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 25 de agosto de 2016

¡​Como una rosa!

Si hubiera sido por los mensajes de las diferentes miradas de los hombres, habría creído que era como ellos nos pensaban; si hubiese creído a la mirada digna y noble de algunos, hubiera creído que sólo algunas éramos especiales y afortunadas, que sólo algunas tenemos derecho a oportunidades valiosas. Vez tras vez, millones de miradas nos rayan el alma. Sin embargo, un día me di cuenta que Dios me miraba y su mirada me despertó de la ancestral mentira donde duermen las que sólo duermen; y en su mirada vi lo que soy y lo que debo llegar a ser, allí estuvo siempre, lo vi mirarme como un niño mira a una rosa... Entonces supe que haya o no haya primavera las rosas no temen florecer. 

 POR LUCY COSME