COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 23 de agosto de 2016

El contrato de los aviones Súper Tucano se arregló para disfrazar el pago de soborno

SANTO DOMINGO. Los US$3,520,000 del soborno para la compra de los ocho aviones Super Tucano fueron contemplados en el valor del contrato de compra y venta de las aeronaves. 

 De acuerdo con el expediente que está en el Séptimo Juzgado Federal Penal de Río de Janeiro, Brasil, para simular el pago indebido prometido por el vicepresidente de Empresa Brasileira de Aeronáutica S. A. (Embraer), Eduardo Munhos de Campo, al coronel Carlos Piccini Núñez, se contempló en el contrato de venta como un 3.7% destinado para “representación comercial”.

 “Una vez establecida la cuantía del beneficio indebido y a quién ser pagado a fines de que llegara a Piccini Núñez, Eduardo Munhos de Campo, para instrumentar el simulacro del respectivo pago, habría determinado el área técnica de Embraer S.A., el 1/09/2008, la instrucción del contrato de representación comercial para la República Dominicana, con un porcentaje de 3.7% sobre la venta”, expresa el documento enviado al país. 

 Muchos de Campo resaltó la necesidad de incrementar el pago de modo que la cuota mayor fuera pagada cuando la parte dominicana pagase la primera cuota del precio de las aeronaves, y que la última coincidiera con la entrega de las mismas.



Según una declaración ofrecida al Ministerio Público de Brasil, Embraer no acostumbra establecer comisiones en números fraccionados. Entre el 2 de enero y el 15 de mayo del 2009, varios ejecutivos de la referida empresa decidieron, después de dialogar con los representantes jurídicos y financieros, cubrir el pago de la simulación de contrato de servicio entre Embraer y 4D Business.

 La denuncia indica que inicialmente Eduardo Munhos habría prometido el pago del presunto soborno en dos cuotas; la primera de US$2,500,000 y la segunda de US$920,000. En la etapa preliminar de las negociaciones, habría hecho la promesa de una cuota inicial adicional de US$100 mil.

 “Este cronograma terminó por ser cumplido, empero las cuotas más altas fueron pagadas en mayo y junio de 2010, debido a las dificultades resultantes de controles internos de Embraer S. A., que en más de una ocasión cuestionaban o entorpecían las operaciones que esconden los pagos”, refiere el expediente.

 Piccini Núñez, quien era el director de proyectos especiales de las Fuerzas Armadas, habría instruido a los fabricantes de los Tucanos, hacer el pago a través de las empresas 4D Business Grup, Ferroboc y Magycorp. Los ejecutivos se vieron obligados a cambiar estrategia de pagos.

 Según el documento, con la ayuda de Orlando José Ferrera Neto, Albert Close, Acir Padilha, Luis Alberto Lage da Fonseca, Eduardo Fernandes Fagundes y Marcelo Bester, Munhos de Campo procedió a contratar a Elio Moti Sonnenfeld, como representante comercial de la compañía para promover la propuesta de ventas de las aeronaves al Reino Unido de Jordania y también para que disimuladamente realizase pagos subsecuentes al militar que fue enviado a prisión por tres meses como medida de coerción.

 Por el caso se impuso presentación periódica al exministro de Defensa, mayor general piloto Pedro Rafael Peña Antonio, así como la imposición de brazaletes electrónicos a los empresarios Daniel Aquino Méndez y Daniel Aquino Hernández. Además, se vincula al senador Luis René Canaán. El exministro pidió una auditoría del contrato, y dijo que en el caso se Piccini Núñez se ha cometido una injusticia.

 www.diariolibre.com