COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

martes, 9 de agosto de 2016

Innovación de la tecnología móvil no está en Silicon Valley, sino en China


HONG KONG — Los servicios de mensajería Snapchat y Kik utilizan códigos QR para conectar a la gente y compartir información con tan solo apretar el botón de las cámaras de sus celulares. Facebook está trabajando en añadir funciones como pedir taxis y hacer pagos dentro de su aplicación Messenger. Facebook y Twitter han comenzado la transmisión de videos en vivo.

Todos estos avances tienen algo en común: son opciones que primero se popularizaron en China.

Desde hace mucho tiempo, aplicaciones chinas como WeChat y Aliplay han utilizado los códigos QR para permitir que la gente pague sus compras y transfiera dinero. Ambas le permiten a sus usuarios que puedan pedir un taxi o una pizza sin cambiar de aplicación. Durante años el servicio de transmisión de videos YY.com ha convertido en estrellas de internet a jóvenes chinos que posan, chatean o cantan frente a las videocámaras en su hogar.



China siempre ha tenido la reputación de seguir los pasos de Silicon Valley debido a la censura gubernamental que ocasionó el surgimiento de versiones locales de Google, YouTube y Twitter. Sin embargo, en algunos aspectos la industria china —en especial sus empresas de tecnologías móviles— se han adelantado a Estados Unidos.

Algunas empresas tecnológicas de Occidente, incluso las gigantes, están recurriendo a las chinas para buscar nuevas ideas. “Consideramos que China está muy adelantada”, dijo Ted Livingston, el fundador de Kik, que tiene sus oficinas principales en Waterloo, Ontario.

Ese cambio sugiere que China podría tener más autoridad en cuanto a la dirección de la industria tecnológica mundial. En ese país ya hay más gente que utiliza sus dispositivos móviles para pagar recibos, ordenar servicios, ver videos y encontrar citas que en cualquier otro lugar del mundo.

Antes de la aparición de Tinder, la aplicación de citas, la gente en China utilizaba una aplicación llamada Momo para coquetear con los solteros cercanos. Antes de que el director general de Amazon, Jeff Bezos, hablara de utilizar drones para entregar productos, los medios chinos informaron sobre una compañía local de entregas, S. F. Express, que ya estaba experimentando con esa idea. WeChat ofreció artículos noticiosos mucho antes que Facebook, desarrolló una función de mensajes de voz antes que WhatsApp y utilizó los códigos QR mucho antes que Snapchat.

Antes de que Venmo se convirtiera en la aplicación de los millennials para transferir dinero en Estados Unidos, tanto los adultos como los jóvenes chinos ya estaban invirtiendo, rembolsándose, pagando recibos y comprando productos con carteras digitales en sus teléfonos inteligentes.

“Francamente, pensar que China copia a Estados Unidos es una idea que durante años ha sido falsa, y en las tecnologías móviles sucede lo contrario: a menudo Estados Unidos copia a China”, dijo Ben Thompson, fundador de la firma de investigación tecnológica Stratechery.

@nytimes