COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 17 de agosto de 2016

Madre exige ADN a Maternidad La Altagracia tras confusión con su bebé


La madre de un recién nacido exigió este miércoles a las autoridades de la Maternidad de La Altagracia la realización de una prueba de ADN al bebé que el centro hospitalario asegura que es su hijo, luego que se confundiera con otro niño en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. 

Aunque el director del área de Perinatología, Luis Rivera Mejía, le ofreció detalles de lo ocurrido y le acompañó personalmente a la Unidad A, a ver a su hijo, Austrelina Ramírez salió del lugar devastada, e incluso, se negó a cargar el niño, tras asegurar que no es su bebé y que no se parece al que dio a luz. 

Ramírez narró que tras haber dado a luz a un bebé de sexo masculino vía cesárea, el pasado jueves 11 de agosto, el niño quedó ingresado en el hospital por su condición de prematuro al haber nacido con 28.5 semanas y apenas 3 libras y media de peso. 



Desde entonces, la mujer dice que se mantuvo visitando y monitoreando el estado de salud de su hijo hasta que ayer, se llevó la sorpresa de que en la incubadora que le mostraron había una niña con un brazalete de color rosado en lugar de su hijo. 

“Yo le mire la cara a la niña y les dije que ese no era mi bebé. La muchacha que me estaba atendiendo me dice, ¿cómo que no es ese? y yo le dije: no, mi bebé es varón y esa es una niña, y les enseñé los documentos que dicen que es varón. En eso, llamaron dos doctoras  y me dicen que puede ser que haya habido una confusión o que tal vez yo lo que estaba era obsesionada con un varón”. 

Afirmó que ella, su esposo Wilson Peña y una hermana se quedaron investigando hasta casi la una de la madrugada de ayer y la única respuesta que le dieron fue que lo dejára para hoy porque ayer era día de fiesta. “Yo estoy desesperada, me siento impotente”. 

El doctor Luis Rivera Mejía le explicó a la madre y a los medios de prensa presentes, que tras investigar lo sucedido con el personal, aparentemente hubo una confusión en la colocación de los brazaletes a los bebés, luego que se le cayera a uno de ellos. 

“Al caerse el brazalete de uno de los bebés se registró la información que estaba en la tarjeta de la incubadora, pero no coincidió con el  que se le había caído. Pero desde que comenzamos a hacer todas las indagatorias de lugar se identifico que realmente sabíamos ya quien era tu bebé y está en la unidad de intensivos A y el otro bebé, el segundo está en el área de infectología”, explicó el médico. 

Dijo que tras el hecho, se reunió con todo el personal que trabaja en el departamento y ordenó el reforzamiento de los mecanismos de seguridad y de protección en términos de identificación ante la sobrepoblación que experimenta el centro.

@elcaribe