COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 26 de septiembre de 2016

Estudio halla vínculo entre la obesidad y las bacterias fecales


La composición de las bacterias que se encuentran en las heces humanas puede influir en los niveles de grasa en nuestros cuerpos, aseguran investigadores del King College de Londres.

Su análisis de muestras de heces en un estudio de más de 3.600 gemelos encontró evidencia de que algunas de esas bacterias se heredan.

El equipo de investigación extrajo información de los participantes en el estudio sobre el microbioma fecal humana, o sea, las bacterias presentes en muestras de heces, y la comparó con seis diferentes medidas de la obesidad, incluyendo el índice de masa corporal (IMC) y diferentes tipos de grasa corporal.



Al analizar los resultados, los investigadores encontraron que los participantes con una alta diversidad de bacterias en sus heces tenían menores niveles de grasa visceral.

Este tipo de grasa corporal se almacena en el área del estómago alrededor de órganos como el hígado, el páncreas y los intestinos y está vinculada con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes.

Dr. Michelle Beaumont, autora principal del estudio, aclaró que todavía no es posible explicar por qué existe una relación entre las bacterias fecales y la obesidad.

Una teoría es que la falta de variedad en las bacterias fecales podría conducir al dominio de microbios intestinales que suelen convertir los carbohidratos en grasa.

“Como se trataba de un estudio de observación, no se puede decir con precisión cómo las comunidades de bacterias en el intestino podrían influir en el almacenamiento de grasa en el cuerpo, o si un mecanismo diferente está implicado en el aumento de peso”, dijo Beaumont.

También precisó que se necesita más investigación para descubrir cómo los microbios en nuestros intestinos y en nuestras heces pueden influir en nuestra salud.

Pero crecientes evidencias sugieren que las bacterias intestinales pueden jugar un papel en la obesidad.

Beaumont dijo que el consumo de una dieta amplia que incluya una variedad de alimentos podría aumentar la diversidad de microbios en nuestras heces.

La investigación también abre el camino hacia los llamados trasplantes fecales, un procedimiento que se está aplicando de manera experimental para resolver problemas de salud.

@yahoo