COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

domingo, 11 de septiembre de 2016

Publicidad de tienda de colchones en torno al 9/11 genera críticas y se ven obligados a cerrar


Cuando se cumplen 15 años del devastador atentado contra el World Trade Center de Nueva York, una nueva polémica demuestra que aquella fecha no ha dejado de tener un peso importante para las vidas de todos los norteamericanos.


El desatinado gesto proviene esta vez de una tienda de colchones de la ciudad de Texas, que ha elaborado y echado a andar una publicidad en el que bromea con la conmemoración del fatídico día del año 2001.

Resulta que el establecimiento llamado Miracle Mattress de San Antonio, Texas, filmó un video con pretensiones cómicas, protagonizado por la administradora de la tienda Cherisse Bonanno.
En él, la mujer pregunta: “"¿Qué mejor manera de recordar el 9/11 que con una venta de torres gemelas?“, en referencia a los colchones twin o individuales que formaban dos pilas detrás de ella.

Dos hombres caen de espaldas en las pilas de colchones, sobre los cuales cuelga una bandera estadounidense. "Oh, Dios mío”, chilla Bonanno, y agrega: “Nunca olvidaremos”, el lema usado en Estados Unidos para referirse al 9/11.

La tienda se vio bombardeada por críticas en internet y hasta una amenaza de muerte, que provocaron que el padre de Bonnano, propietario de la tienda, emitiera una avergonzada disculpa en Facebook.

 "Ese video horrible, totalmente falta de respeto, no sólo los avergonzó, sino también deshonró la vida de cada ser humano que murió ese día", escribió Mike Bonnano.

 “Lo digo de manera inequívoca; con pesar sincero: el video es de mal gusto y una afrenta a los hombres y mujeres que perdieron sus vidas en 9/11… Lo siento profundamente”.
“Esperamos que encuentren en sus corazones el perdonarnos. Por favor, acepten nuestras disculpas”, agregó.

A pesar de la disculpa, cientos de personas han comentado en la página de Facebook de la empresa, que ha saltado a la fama de la manera menos aconsejable. 

Treinta segundos de filmación bastaron para causar uno de los efectos más desastrosos en la historia de la publicidad en Estados Unidos.

@yahoo