COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

miércoles, 12 de octubre de 2016

Aseguran que los restos de Cristóbal Colón están en Santo Domingo


EL NUEVO DIARIO.- Precisos datos históricos revelan que los restos del Gran Almirante Cristóbal Colón se encuentran enterrados en el Museo Faro a Colón, en la República Dominicana.

Pero todavía un  velo de misterio rodea la verdad respecto del lugar exacto donde se encuentran los restos del Descubridor de América, a 524 años de la más espectacular hazaña histórica que unió dos mundos.

Que si en Sevilla, España; que si en El Faro a Colón, en la República Dominicana.

Es hora de que el Presidente Danilo Medina y el titular del Ministerio de Cultura, Pedro Vergés Cimán, se encaminen a determinar el lugar preciso donde se encuentran las cenizas del Gran Marino, por la monumental importancia que tiene para el turismo.



La señora M. García O., mostrando gran interés en el tema que beneficiará a la República Dominicana, plantea que se trata de un asunto de Estado, y que los resultados de estudios científicos favorecen a Santo Domingo con ese extraordinario tesoro, por dos razones:

1- Existen 3 documentos sobre el examen de los huesos de fechas de 1877, de 1945 y de 1959 que coinciden en señalar características físicas que indican una enfermedad reumática como la que padecía Cristóbal Colón, enfermedad que no padecía ningún otro miembro de la familia Colón de los enterrados en Santo Domingo lo cual indica que por descarte los restos examinados eran de Cristóbal Colón.

 Y, 2- Los resultados del Cromosoma “Y” saldrían iguales a los resultados efectuados en España.

 “El tiempo y las condiciones medioambientales están degradando el ADN de los huesos en el Museo Faro a Colón, y estos restos podrían y deberían ser declarados Patrimonio de la Humanidad”

Indica la dama, categóricamente, que entre los muros del Museo Faro a Colón descansan los restos de Cristóbal Colón.

“Unos restos a los que una vez al año, el día 12 de Octubre, se le hace un homenaje con oraciones y flores, para después olvidarlos de nuevo hasta el próximo 12 de Octubre”.

Destaca la ciudadana que El Faro a Colón vive una paradoja lamentable, y que se da cuando el mismo Museo que custodia un tesoro en su interior se enfrenta a dificultades económicas que amenazan su supervivencia.

“No se entiende que teniendo un tesoro de tal magnitud, lo dejen perder de una manera tan irresponsable, consintiendo que la carcoma lo corrompa cuando sólo con el simple gesto de realizar unos simples análisis de ADN a los restos de Cristóbal Colón podrían conseguir cambiar el curso de la historia, y hasta conseguir que fueran declarados Patrimonio Mundial”, precisa la señora M. García O.

Y destaca que “este error es producto del miedo a obtener unos resultados indeseados si se le hicieran los análisis genéticos a los restos de Colón, y está impidiendo que la República Dominicana se beneficie de un caudal que es suyo por derecho”.

“Este error se debería corregir de inmediato, ya que está siendo cometido en base a un miedo injustificado que no debería existir por tres razones”:

Científicos españoles

Los científicos españoles aseguran que los huesos del insigne marino se encuentran en Sevilla desde 1899 después de un periplo por conflictos históricos, llegando a ser depositados en la Catedral de Valladolid, en el Monasterio de la Cartuja de Sevilla,  luego en la República Dominicana, y más tarde en la Habana, Cuba. 

Pero el historiador dominicano Carlos Dobal sostiene la hipótesis salomónica de que una parte de los restos de Colón están aquí, en la República Dominicana, y otra en España, en la Catedral de Sevilla.

La señora  M. García O., fue quien puso de relieve el tema a propósito de un artículo que escribiéramos sobre las condiciones deplorables del Faro a Colón, y hace un llamado de atención por su importancia turística.

Ahora que la República Dominicana se aproxima para el año 2020 a conquistar diez millones de excursionistas, se hace importante precisar los datos sobre el Gran Capitán de los Océanos.

Maestro Jesús de la Rosa

Con su artículo ¿Dónde están los restos de Cristóbal Colón?, el  maestro Jesús de la Rosa reveló que en el 2009 arribó al país para un ciclo de conferencias el historiador español Manuel Hernández Sánchez Barba, a quien se le preguntó sobre el tema, y este no hizo más que reafirmar lo que sus colegas españoles ha sostenido siempre: que los restos del Descubridor de América reposan en la Catedral de Sevilla.

“Es que frente a resultados basados en pruebas de ácido desoxidoribonucleico (ADN) no valen los argumentos ni las interpretaciones de contenidos de documentos”, destaca De la Rosa.

 Y luego inquiere que “el gobierno dominicano debe permitir un estudio de ADN a los alegados restos de Cristóbal Colón que se encuentran en el Monumento Faro a Colón. Para ello; debe nombrarse una comisión integrada por entendidos en la materia; y de ser necesario, el Gobierno dominicano debe de recabar la asesoría de organismos internacionales”.

“¿Qué podría resultar de todo esto? Una de dos cosas: Que se pruebe que los huesos de Colón están repartidos en dos tumbas, una en la Catedral de Sevilla y otra en el Monumento Faro a Colón en la ciudad de Santo Domingo. También, podría suceder que los alegados restos de Cristóbal Colón que están aquí correspondan a su hijo Diego Colón o a su nieto”, dice Jesús de la Rosa.

Para luego concluir con un escueto comentario:

“El mundo no se va acabar si se comprueba que los restos del Descubridor no están aquí. La verdad siempre es revolucionaria”.

Nuevo equipo de investigación

Según los últimos estudios de ADN mitocondrial realizados en la Universidad de Granada en 2006, donde se contrastaron los restos de Colón con los de su hermano mayor Diego, los huesos que se encuentran en Sevilla son auténticas.

Pero un equipo de investigación, dirigido por el doctor José Antonio Lorente, médico forense y director del Laboratorio de Indentificación Genética de la Universidad de Granada, ha estado tratando de establecer de manera definitiva el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón y el sitio donde se encuentran depositados sus huesos.

La idea del grupo se centra en contrastar el ADN mitocondrial (procedente de la madre) de los restos de Diego Colón, hermano del Descubridor, custodiados en la Cartuja de Sevilla, con los que se cree corresponden a Cristóbal Colón los huesos que están en la Catedral de Sevilla.

Si ese colectivo de investigación de la Universidad de Granada consigue cotejarlos en un 100%, quedaría probado que los esqueletos corresponden a dos hermanos maternos, lo que demostraría que los restos de Cristóbal Colón están en la Catedral de Sevilla, y no ens el Monumento a Colón de Santo Domingo.

Las noticias recientes dan cuenta de que, después de más de dos años de estudios genéticos y antropológicos, los investigadores de la Universidad de Granada lograron comprobar, en base a resultados de prueba de ADN, que los restos que se encuentran en Sevilla son los de Cristóbal Colón.

Y que dichas osamentas no llegan a constituir el 15% de la totalidad del esqueleto del Descubridor de América. Sánchez Barba afirma que apenas son 150 gramos de huesos lo que queda de esa venerable reliquia.

 Los restos del descubridor de América Cristóbal Colón deberían reposar en el lugar  que siempre deseó el marino histórico, la isla de Santo Domingo, República Dominicana, por un consenso de la comunidades de Europa y América, y por que fue en esta media isla donde el Gran Almirante  tocó tierra, planto su Fuerte de la Navidad y dio inicio a la colonización del llamado Nuevo Mundo.