COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 7 de octubre de 2016

Se cuela un intercambio de Twitter que cambia "el juego" Torito-David Ortiz



Ynmaculada Cruz Hierro LISTIN DIARIO
Santo Domingo

 Héctor Acosta vuelve al ojo del huracán y no al de Matthew, cuando desde ayer circula en los medios digitales la conversación que sostuvo vía Twitter con Leo López, asistente de David Ortiz, en donde quedaría claro, según ese intercambio, que fue el merenguero quien pidió cantar el himno nacional en la ceremonia de despedida que le hicieron Los Medias Rojas de Boston, el pasado domingo, al pelotero dominicano y no que recibiera una invitación como sostiene el artista.

 El 20 de septiembre El Torito le escribió a Leo: “Saludos. Bendiciones. Está de más decirle que si necesitan que interprete el himno el día de retiro de David solo déjeme saber. Yo cubro mis gastos. Es mi deber hacerlo por él y por el país”. 

 Por la conversación, es el 26 de septiembre cuando El Torito recibe respuesta de Leo explicándole que un coro de niños dominicanos interpretaría el himno en la actividad y que se trataba de una sorpresa para David. Héctor reacciona recordándole a Leo que había comprado su pasaje y que tenía pago la estadía en el hotel, que todo el mundo estaba informado, y que él y David quedarían mal ante el país. 



 Leo le explica que tanto él como David deseaban que fuera él (El Torito) que interpretara el canto patrio, pero eso quedaba fuera de su control porque Los Medias Rojas de Boston asumían el protocolo de la actividad. A lo que el merenguero respondió: “Me venció el estado. No más palabras magistrado”. El representante de Ortiz le pidió excusa en nombre de él, del beisbolista y de Los Medias Rojas y le dijo que no se trataba de un asunto político. 

 En esa misma conversación, Héctor le informa a Leo que irá al evento y que si tiene que convertirse en niño para cantar con el coro también lo haría, agregándole que él no aceptaba la decisión tomada por los organizadores. A ese comentario Leo le escribe que no es una actividad de David ni de él, que es un evento de los Medias Rojas y que deben respetar su decisión.

 El domingo 2 de octubre Héctor le hace saber que se encontraba en el Fenway Park, en Boston, EE.UU. y David lo invita a la puerta D. Cuando Héctor se percata que el himno no ha sido interpretado por un coro de niños, sino por León Yamil, integrante del grupo Be Crazy, a quien aparentemente no conoce, le reclama a Leo porque le mintió y porque pusieron a ese joven por encima de él. 

 Leo le vuelve a explicar que esa era la información que siempre manejó, que ellos acataron la decisión de los organizadores, más le reclamó que cuál era su intención de empañar el acto de David con su presencia en el Fenway Park. Héctor le respondió que fue al estadio porque había comprado su vuelo y estaba seguro que si David lo veía, él sería que cantaría el himno.

 La conversación al otro día gira en torno a los reclamos que Leo le hace al merenguero por tratar de empañar el acto de reconocimiento a David Ortiz, tras las declaraciones que El Torito hiciera tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación.

 En las declaraciones a los medios, Héctor dio a entender que fue el propio David Ortiz que lo invitó, más dijo que fue una sorpresa para él que otra persona cantara el himno. Pero también El Torito siempre dejó claro que el pelotero dominicano no tuvo nada que ver con el impasse y que no tenía intención de empañar el evento histórico en donde el pelotero dominicano se despedía de las Grandes Ligas.