COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

domingo, 23 de octubre de 2016

Se hizo millonario con los Power Rangers, es el zar de la TV latina y puede hacer presidente a Hillary Clinton


Haim Saban, el multimillonario presidente de Univision Communications, la compañía de medios más grande de América en idioma español, voló a Jerusalén en su jet privado el 29 de septiembre para asistir al funeral de su amigo Shimon Peres, ex primer ministro de Israel. Fue un evento donde asistieron numerosos líderes mundiales. Saban le ayudó a llegar a uno de ellos: el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

 Según cuenta Saban, no fue gran cosa. "Lo llamé y le pregunté: 'Estás por ir?'" dijo, recordando su conversación con Clinton. "Él dijo: 'Sí, voy', entonces yo le dije: 'yo también me voy. Necesitas que te lleve?''. Fue así que Saban pasó a buscar a Clinton y su séquito por el pequeño aeropuerto de Teterboro, en Nueva Jersey, y volaron juntos a Israel. Tras el funeral, Saban hubiese estado feliz de volar con Clinton de regreso a casa, pero el ilustre pasajero tuvo una mejor oferta.


El presidente Barack Obama invitó a Clinton a volver con él en el Air Force One, que se encontraba esperando en el mismo lugar que el jet privado del multimillonario. Saban cuenta que Clinton miraba hacia atrás y adelante entre los dos aviones intentando decidir: "Era como, 'el Air Force One o el Saban Air, Air Force One o el Saban Air?' Ok, voy en el Air Force One!", cuenta el magnate y dice comprender la lógica decisión del ex presidente.

 Chismes sobre amigos poderosos, una cantidad de diálogos difíciles de comprobar y un golpe de efecto – eso es típico de Saban, un ciudadano israelí-estadounidense de 72 años que habla cinco idiomas y es un habilidoso contador de historias, a quien su capacidad de entretener le permitió ingresar en los ámbitos más selectos de Hollywood. 

 "Es una de las personas más encantadoras que he conocido en toda mi vida, y es realmente gracioso", dijo la estrella de TV y empresario emprendedor, Simon Cowell, con quien Saban desarrolló el programa de Univision, el reality show "La Banda".

 El jefe ejecutivo de Disney, Bob Iger, otro amigo de Saban, asegura: "Es perceptivo y perseverante. Toda la riqueza que generó, la hizo él mismo". Jeffrey Katzenberg, ex CEO de DreamWorks Animation, expresó el mejor halago hollywoodense para Saban: "Es fácil ser encantado por Haim. Pero por debajo de eso, es un asesino afilado como una navaja, con mirada láser, que mata sin tomar rehenes". Saban, quien tiene una fortuna de USD 3.700 millones de dólares, según la lista de multimillonarios de Bloomberg, tiene dos objetivos por el momento: quiere abrir la oferta de acciones de Univision en la bolsa.

Él y un grupo de inversores privados compraron la cadena en USD 12.300 millones en 2007, cuando era únicamente una operadora en español, y la transformaron en una plataforma bilingüe apuntada a los televidentes jóvenes y al público multiétnico. Su otro objetivo es que Hillary Clinton sea presidente. Es algo que Saban, un gran defensor de Israel, calificado por el periódico Jerusalem Post como el "judío más influyente del mundo", pretende desde el año 2004.

El último verano le dijo a la cadena Bloomberg TV que har
ía "todo lo que fuese necesario" para asegurar la victoria de la candidata demócrata, y en esta elección él y su esposa donaron más de USD 10 millones de dólares a la campaña de Clinton.

 Saban también le dio a Clinton consejos, sin que ella los solicite. Recientemente, le dijo que deje de gritar en sus discursos de campaña. "Creo que ella entendió el mensaje de algunas personas" aseguró. "Se puede ver cómo en los últimos días, sus gritos ya no están".

Saban dijo que no ve a Clinton mucho en estos días. Cuando fueron fotografiados juntos, se los puede observar con mucha confianza entre sí.

 INFOBAE