INF 809 241 8358

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 28 de julio de 2017

Con protesta inmigrantes rechazan visita de Trump a Long Island


"No somos criminales”, “los inmigrantes hacemos más grande este país” y “no tienes nada que hacer aquí”, fueron algunas de las consignas con las que este viernes cientos de manifestantes le dieron la “bienvenida” a Long Island al presidente Donald Trump.

Reunidos al frente del Suffolk Community College, donde el mandatario ofrecía un discurso sobre el incremento de la lucha contra la pandilla MS-13, que ha cometido más de una docena de asesinatos en el último año varias localidades de Long Island, inmigrantes y defensores exigieron que cese la criminalización contra la comunidad latina.

“No estamos negando que hay un problema con las pandillas, pero él no debería aprovecharse de semejante tragedia para usarla como arma política”, dijo Elise Damas, de la organización Carecen. 

“Trump está poniendo a la comunidad inmigrante como blanco para sembrar y promover su mensaje de odio”.




Caitlin Suárez, estudiante de una escuela del condado de Nassau, aseguró que desde que Trump asumió la Casa Blanca, cientos de jóvenes hispanos están siendo injustamente señalados como pandilleros y le pidió al Presidente que no aumente ese estigma. 

“La gran mayoría somos gente buena que tratamos de educarnos para tener un futuro mejor y hemos visto como en las escuelas acusan a los chicos sin pruebas”.

Y aunque la mayoría de las personas que se aglomeraron frente a la universidad donde Trump habló rechazaron su presencia y el mensaje de odio que envía, al otro lado de la calle una veintena de simpatizantes del mandatario no paraba de lanzar frases contra los inmigrantes.

“Cerdos asquerosos. Perros cochinos, váyanse de Estados Unidos. Ustedes solo vienen a robar y delinquir. Trump tiene razón”, gritaba un eufórico defensor del Presidente, quien parecía dispuesto a golpear a cualquiera. 

“Deberían deportar a todos los latinos y también a los maricones que ensucian este país. Viva Trump”.

Durante la manifestación también salieron a relucir críticas por la reciente orden de Trump de no querer incorporar a personas transgénero a las Fuerzas Armadas y por atentar contra la defensa de los derechos LGBT.

"Es inexcusable que el presidente Trump y su administración continúen agrediendo a la comunidad LGBT con fines políticos. La red LGBT está unida con todos los estadounidenses que han sido víctimas de discriminación y odio, y seguiremos hablando en contra de esta injusticia, y los continuos ataques ignorantes y odiosos del presidente contra todas nuestras comunidades “, aseguró David Kilmnick, presidente de la organización LGBT Network.

Walter Barrientos activista de la organización Se Hace Camino Nueva York, dijo que aunque el Gobierno federal continúa promoviendo un ataque descarnado contra los inmigrantes, la única manera de frenarlo es enfrentándolo y mostrando resistencia.

“Queríamos dejarle saber a este Presidente que aquí en Long Island no es bienvenido, no lo aceptamos y que rechazamos su agenda de odio, especialmente lo que está haciendo con los jóvenes inmigrantes refugiados que han llegado a esta comunidad, con los latinos, con los musulmanes y con la gente LGBT que ha atacado tanto”, aseguró Barrientos, quien mostró especial preocupación por la que parece ser una nueva táctica de ‘La Migra’ en asocio con la policía, al llevarse a cualquier joven señalado de ser pandillero, así no haya pruebas.

“El mensaje que este Presidente, la Policía y Inmigración ha dado, incluyendo a las escuelas, es que cualquier joven centroamericano o inmigrante latino que no sea ciudadano puede ser un pandillero y esto ha generado una cacería, donde maestros y oficiales de policía están acusando y suspendiendo a jóvenes inmigrantes solo por usar cierta ropa y vemos que inmigración los está viniendo a recoger”, dijo el activista. 

“Las escuelas están dejando que la Policía entre y tome información de los jóvenes sin restricción y la Policía está ejecutando las políticas de la agenda anti-inmigrante de Trump bajo la excusa de que esos jóvenes son pandilleros”.

Al final de la tarde, los ánimos entre los simpatizantes de Trump y los manifestantes se caldearon un poco, y mientras la dominicana Carmen Constanza gritaba su apoyo al líder republicano asegurando que ya es hora de que “le quite el welfare a mujeres flojas que no quieren trabajar”, el estadounidense Ed McTiernan, veterano de Vietnam, lanzó una frase a los seguidores del mandatario.

“Ellos no son americanos, solo son unos cobardes igual a Trump, porque este país está hecho de inmigrantes y debemos seguir defendiendo ese principio”, dijo el exmilitar, mientras levantaba un enorme cartel donde se leía “Trump es un traidor”.

@eldiariony