PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

viernes, 11 de agosto de 2017

Hombre que disparó a agente del NYPD antes de suicidarse tenía varias armas


Estudiaba para ser electricista, tenía 29 años y su carácter era bastante introvertido. Así fue como varios vecinos describieron al joven que este jueves disparó tres veces a un agente del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y después se suicidó en su casa de Cypress Hills, Brooklyn.

El oficial atacado, Hart Nguyen, de 30 años, fue trasladado de inmediato al Hospital Jamaica, aunque no se teme por su vida porque el chaleco antibalas que llevaba frenó el impacto de las balas. Los equipos médicos aseguraron que el agente, padre de dos hijos y miembro del NYPD desde 2015, se mantuvo consciente en todo momento.



Según medios locales, los hechos tuvieron lugar alrededor de las 4:35 p. m. en un apartamento de la avenida Ridgewood cerca de la calle Essex después de que la madre del atacante, identificado como Andy Sookdeo, alertara a las autoridades del “estado emocionalmente perturbado” de su hijo.


Varios oficiales del NYPD respondieron al aviso junto a los servicios de emergencia y entraron en la habitación del sospechoso, quien, según su madre, “estaba desarmado y no era violento“. Dicha información, sin embargo, no era correcta, ya que Sookdeo disparó a uno de los oficiales nada más verlo entrar. Las dos primeras balas fueron frenadas por el chaleco de protección que llevaba Nguyen, mientras que el tercer y último proyectil impactó en el brazo del policía.

Pese al caos de la situación, el resto de los agentes no dispararon en ninguna ocasión y se limitaron a sacar a la madre del agresor fuera del apartamento mientras otros oficiales evacuaban la zona cercana al edificio y pedían refuerzos.

Los intentos de la Policía de negociar con Sookdeo  no dieron resultado, y, al cabo de unas horas, los equipos de emergencia descubrieron su cuerpo sin vida en el piso de su habitación con un disparo en la cabeza. Junto a él, los agentes también encontraron un revólver, una pistola semiautomática y suficiente munición como para resistir durante varios días.

Los amigos y familiares de Sookdeo siguen sin comprender los motivos que llevaron al joven a cometer un crimen de tal magnitud. “No creo que tuviera ningún problema porque él era un buen chico y nunca le faltó nada. ¡Incluso se había comprado un BMW hace poco! Todo esto no tiene sentido”, afirmó su primo, David Bridgemohan, de 36 años, al New York Daily News.


El operativo policial que se organizó en minutos también sorprendió mucho a los vecinos del lugar, quienes decidieron alejarse de la zona acordonada porque no sabían lo que estaba ocurriendo y temían sufrir algún daño.

@eldiariony