COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

sábado, 23 de julio de 2016

La Policía de Múnich confirmó que el atacante no tenía ninguna relación con el Estado Islámico



La Policía de Múnich descartó que el ataque efectuado ayer por un joven de identidad desconocida esté relacionado con el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) o con la reciente ola migratoria y los refugiados, la principal hipótesis es que se trate de un acto "sin motivación política".

"Partimos del principio de que en este caso se trata de un acto clásico de un desequilibrado", dijo a la prensa un representante de la fiscalía, al referirse al autor del ataque.

Los oficiales trataron de obtener más datos sobre la identidad y los motivos, hasta el momento poco claros, que llevaron a un joven germano-iraní de 18 años a matar a nueve personas en un centro comercial de Múnich, en el sur del país, y a suicidarse después.


Un oficial del equipo especial de la policía en el lugar de los hechos (AP) Un oficial del equipo especial de la policía en el lugar de los hechos (AP)
Los agentes aseguraron que no contaban con ningún elemento que les permitiera determinar si esta matanza, ocurrida el viernes por la tarde en uno de los mayores centros comerciales de la capital bávara, es un atentado o el acto de un enajenado mental. El incidente también dejó 16 heridos, tres de ellos, muy graves.

En todo el país, las banderas ondean a media asta en homenaje a las víctimas de las que se desconoce la edad o la nacionalidad. De momento, solo se sabe que entre los muertos habría tres kosovares, según informó el ministerio kosovar de Relaciones Exteriores.

Las fuerzas de seguridad tienen muy pocos datos sobre el asesino, se sabe que actuó solo y no estaba fichado por la policía por delitos previos. Sus motivos están "totalmente no dilucidados", declaró el jefe de la policía local, Hubertus Andrä, durante una rueda de prensa en la noche del viernes.

Imágenes de vidoe del atacante Imágenes de vidoe del atacante
El sábado al amanecer, las fuerzas del orden efectuaron un registro en un apartamento situado al norte del centro de la ciudad, aunque no quisieron confirmar si se trataba del domicilio del joven que sembró el terror antes de suicidarse, según la agencia de noticias alemana DPA.

La matanza se produjo cuatro días después de un ataque con hacha en un tren regional de Baviera, cometido por un solicitante de asilo de 17 años que reivindicó que actuaba en nombre del grupo yihadista ISIS.

@infobae