COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 4 de agosto de 2016

A 11 mil kilómetros de Río y a los tiros, los Juegos Olímpicos militares ya están en plena acción en Rusia



Golpeados por la sanción de la agencia mundial antidopaje que dejó afuera de los Juegos Olímpicos de Río a muchos de sus principales atletas, los rusos viven su pequeña revancha con sus propios "Juegos Olímpicos": se trata de la segunda edición de los Juegos Militares Internacionales.


Hasta el 13 de agosto, más de tres mil uniformados de 22 países estarán compitiendo en 23 disciplinas en distintos lugares del territorio ruso.


Los juegos comenzaron el último fin de semana, con el "biatlón de tanques" en el que los acorazados deben recorrer un terreno accidentado de 20 kilómetros a máxima velocidad mientras tratan de acertar en el mayor número de blancos. En las tres vueltas del recorrido, los tanques deben utilizar todo su arsenal: el cañón, la ametralladora terrestre y la antiaérea instalada en la torreta.



Otras disciplinas de la competencia son las de "cielo claro", "frontera del francotirador", "llaves al cielo", "ruta segura", "aguas abiertas", "armero maestro" o "pelotón aerotransportado", en la que los paracaidistas deben saltar de un helicóptero a 800 metros de altura y luego en tierra realizar una marcha de 10 kilómetros.

En la competencia "amigo verdadero" compiten los perros entrenados por las fuerzas armadas. Los canes tienen que encontrar a violadores y ayudar a sus amos si el violador los ataca. Se le restan puntos si el perro no muerde al violador o se asusta con el sonido de los disparos de armas.

Los países que participan de los Juegos son Rusia, China, Kazajstán, Venezuela, Angola, Bielorrusia, Egipto, Irán, Azerbaiyán, Zimbabwe, Armenia, Mongolia, India, Serbia, Kuwait, Kirguistán, Nicaragua, Tajikistán, Grecia, Sudáfrica, Vietnam y Marruecos.

Aunque no compiten, enviaron observadores a los Juegos: Arabia Saudita, Argelia, Myanmar, Israel, Austria, Namibia, Alemania, Cuba e Indonesia.

Los analistas internacionales observan una triple intención del gobierno de Vladimir Putin detrás de los Juegos: observar el estado de desarrollo de fuerzas aliadas y posibles rivales, promocionar su armamento para ventas a otras fuerzas y entusiasmar a los jóvenes para aumentar el reclutamiento.

@infobae