COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

jueves, 4 de agosto de 2016

Nepumoceno se fugó el 2 de julio, según Diario de Burgos en España

Burgos, España.- Ambiorix Nepumoceno Rodríguez, acusado de asesinar a la abogada Paola Languasco en Santiago, cumplía una condena de seis años de prisión en el centro penitenciario de Zaballa (Alava), en España, y según el Diario de Burgos salió de la cárcel el 2 de julio con orden de regresar el día 7, pero no lo hizo.

El Diario de Burgos publicó en fecha 24 de junio del año 2015, una información donde detallaba que se conocerían dos juicios por tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas contra Ambiorix, en España.

Señaló que la carrera delictiva de Ambiorix Nepomuceno no se circunscribe a la República Dominicana. En el año 2009 fue arrestado por la policía española en su bar “Te quiero”, de la barriada Juan XXIII, con 7 gramos de cocaína.

“En la fecha de los hechos, Ambiorix vivía en Belorado en casa de sus suegros, donde trabajaba en su fábrica de embutidos. «Un año incluso ganaron el premio a la mejor morcilla de Burgos»”, detalló el Diario.



“Nepumoceno Rodríguez alegó que dicha droga, era para consumo propio, porque en aquella época se “metía mucho”.

Explicó que obtuvo el traspaso del “Te quiero” en noviembre de 2009, a cambio de un Opel Calibra de su propiedad que entregó al anterior propietario. Pero no llegó ni a pagar un mes de alquiler por el local, pues antes se produjo su detención.

El día 16 de noviembre de 2009 se presentaron en su bar y presenciaron un “pase” con un consumidor habitual. Nada más producirse lo detuvieron y registraron tras la barra, donde dicen aparecieron siete paquetes de cocaína.

Agregó que investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Burgos mantenían una vigilancia desde hacía semanas, pues habían detectado movimientos extraños en su establecimiento en los que indican que intercambiaba droga por dinero.

El Diario resaltó que Nepumoceno Rodríguez alegó que dicha droga, era para consumo propio, porque en aquella época se “metía mucho”.

Asimismo, Nepumoceno sostuvo que ese día no se produjo ninguna transacción de droga por dinero y su abogado, insistió que la Policía solo encontró la droga y un teléfono móvil. “No recibió ningún dinero porque no hubo ningún pase”.

Empero, tras su arresto y una orden judicial fue allanada su vivienda donde encontraron un plato con 83 gramos de cocaína, que se estaba secando porque estaba húmeda, y en una maleta aparecieron 66 gramos de sustancia de corte, así como una bolsa recortada supuestamente para preparar las dosis y un rollo de alambre, para cerrar las envolturas de droga.

“¿Esos 83 gramos también eran para consumo propio? Nepomuceno aseguró que sí, para él y «para invitar» a su cuadrilla de unos 20 amigos que vivían en Villalbilla”, expresó el Diario.

Igualmente su abogado destacó que durante el allanamiento no fue vista ninguna balanza de precisión, necesaria para gestionar “un negocio serio” donde “afinar en el peso de las dosis es muy importante”. Tampoco fue hallado dinero en su casa.

Durante una audiencia que se le conoció al acusado de asesinar a la abogada dominicana, la fiscal le cuestionó la procedencia de sus recursos económicos y aseguró que no se le conocían ingresos.

“Él explicó que su suegro sí que le pagaba una cantidad al mes – nunca la misma- por trabajar en su fábrica de embutidos. «Yo tenía mi dinerito, mis mil y pico euros mensuales para pagarme mis cosas»”, afirmó.

La investigación presentada por el medio declaró que hace siete años, en un centro comercial de Burgos, Ambiorix arrebató a un vigilante de seguridad una pistola tras robar en el interior.

Nepomuceno Rodríguez, de 37 años, fue detenido en mayo del año 2015 en Vadillos, España. Esto tras la ejecución de una orden de búsqueda internacional interpuesta a través de la Interpol por solicitud de las autoridades dominicanas.

A Ambiorix también se le acusa de disparar a un ciudadano en estadounidense, dejándolo en silla de ruedas en Filadelfia; fue juzgado y expulsado por narcotráfico después de pasar un año en prisión, según el mismo medio de comunicación.

Según investigaciones de las autoridades dominicanas, con la misma pistola que mató a Paola Languasco asesinó a una persona en San Francisco de Macorís meses antes y disparó a otra en Cotuí.

La información de su fuga fue divulgada en la República Dominicana por el padre de la profesional del derecho, Leopoldo Languasco, quien denunció el hecho que se produjo hace un mes y aseguró que la Procuraduría General de la República tenía conocimiento del mismo.

@acento.com