COORASAN

COORASAN

PIDELO Y LO TENDRAS

PIDELO Y LO TENDRAS

lunes, 1 de agosto de 2016

Chofer de autobús incendiado intentó evadir los cables de alta tensión


HIGÜEY. Son velados en la Funeraria Nazaret de aquí cuatro miembros de una misma familia que fallecieron en el autobús que se quemó ayer en Matancita, en Nagua, luego que impactó con una cable de alta tensión.

Al velatorio llegan parientes y amigos a darle el último adiós a la pareja compuesta por Pedro Rodríguez y Wendy Martínez, además de los hijos de ambos: Marilita y Manny Rodríguez Martínez.

De esa familia sobrevivió una niña de cuatro años.


La quinta víctima es Juan Chen, nativo de La Romana y quien conducía el autobús de la empresa Ismael Tours, que se incendió tras impactar con un cable de alta tensión cuando los viajeros iban desde del municipio Nagua para Sánchez con el objetivo de regresar a Higüey.



Chofer de autobús incendiado intentó evadir los cables de alta tensión.

“En medio de la tragedia me di cuenta de que en Nagua no funciona el 911”

Félix Rodríguez, uno de los 32 higüeyanos que andaba de gira por los pueblos del nordeste, explicó que cuando el conductor del autobús que lo transportaba trató de reducir para no chocar con los cables, le fue imposible y quedaron atrapados.

“El primero que se electrocutó fue el chofer. Todos nos paramos en el pasillo y en ese momento alguien gritó que se estaba quemando el autobús”, rememoró.

Contó que trató de abrir una de las ventanas, pero se dio cuenta de que solo no estaban selladas los cristales del lado del conductor y la cocina (parte de los últimos asientos del autobús).

“Una prima mía que iba en el viaje cayó electrocutada, con quemaduras por todos lados”.
“Vi un niño de unos 15 años que quería abrir una ventana, fui y le ayudé, abrió y él saltó, luego lo hice yo. ¡No sé cómo no me quedé pegado, porque el vehículo ya tenía electricidad!”, manifestó.

Rodríguez explicó que la guagua estaba electrificada completa y mucha gente no podía salir, por lo que usó varios pedazos de piedra y rompió los cristales, ayudándolos a salir. Luego un grupo de hombres se empeñó en desbaratar las demás ventanas.

“Pedro, el guía de la gira, falleció porque trató de salir por la puerta principal junto a su familia, al igual que el chofer”, dijo.

Asimismo, apuntó que intentó llamar al sistema de emergencias 9-1-1, pero no funcionaba y su angustia era mayor, porque no tenía los teléfonos de auxilio.

“Una prima mía que iba en el viaje cayó electrocutada, con quemaduras por todos lados. Se le explotó la barriga alrededor del ombligo”, comentó.

Félix Núñez aún está convaleciente con pequeñas cortaduras. Dos sobrinos menores también sobrevivieron, pero la prima más afectada está en cuidados intensivos.

@diariolibre